Este miércoles el exitoso actor y productor de cine Brad Pitt cumplía 56 años. Con motivo de este fecha, ha vuelto a trascender en los medios de comunicación la rara enfemedad que sufre el cineasta y que le impide reconocer rostros familiares e incluso el suyo propio.

Relacionado Brad Pitt: las 10 mejores películas de la estrella de Hollywood

El propio Pitt reveló en el año 2013 en una entrevista que padecía una dolencia llamada prosopagnosia. Existen dos tipos de prosopagnosia, la congénita y la adquirida. Esta última se produce por lesiones en el lóbulo temporal occipital que pueden haber sido causadas por hemorragias, tumores, etc. 

Se trata de una enfermedad rara y desconocida para la gran mayoría, puesto que solo afecta a un 2,5% de la población mundial

La Cienciología estuvo a punto de matarle

La estrella de Hollywood fue captado por la organización religiosa a mediados de los 90, momento en el que mantenía una relación sentimental con la también actriz Juliette Lewis con quién compartió rodaje en cintas como Demasiado joven para morir, en 1990, y Kalifornia, en 1993. Según desveló la exnuera de Plácido Domingo Samantha Domingo, "Brad fue reclutado en la década de los 90, durante la época en la que él y Juliette Lewis hicieron varias películas juntos. Entonces, él se prestó a la purificación". Este ritual se basaba en "un programa donde te suministraban vitaminas y tú te sentabas en una sauna, sudando durante cinco horas al día".

Siguiendo su relato, la exnuera del cantante afirma que Brad Pitt tuvo que salir de la sauna tras no resistir más. De hecho, el actor estuvo a punto de fallecer por culpa de la deshidratación. Sin embargo, este rito sí le sirvió a Lewis, quien consiguió dejar las drogas. Tras tres años de relación, el actor rompió con su pareja y se desligó de la Cienciología. John Travolta y Tom Cruise, miembros de la secta, trataron de reclutar otra vez al intérprete años después, pero Angelina Jolie evitó su vuelta a la Cienciología.