Los problemas económicos de Unedisa, la editora de El Mundo, Marca o Expansión entre otras publicaciones, ha llevado al grupo a varios ajustes de plantilla en los últimos tiempos y a medidas tan drásticas como la reciente supresión de Marca TV -canal en el que estaban asociados con Mediapro-. El grupo busca desde hace tiempo oxígeno financiero y se ha rumoreado en el sector el rumor de que Carlos Slim podría estar interesado en desembarcar en el grupo. El multillonario mexicano aparece mencionado reiteradamente en los últimos tiempos en España como presunto interesado en diferentes sectores necesitados de capital, especialmente se ha especulado con su interés por algunos bancos.

Una oferta muy a la baja por Unedisa
Pero hoy el encarcado de airear las especulaciones sobre el futuro de su empresa ha sido el propio director de El Mundo, Pedro J. Ramírez. A traves de su cuenta en Twitter, el periodista ha ayudado a difundir la noticia de que un grupo de bancos estaría dispuesto a pagar 400 millones de euros por hacerse con Unidad Editorial, cuando solo la adquisición de Recoletos le costó a Unedisa unos 1.100 millones de euros. El origen de la noticia es PRNoticias y ofrece una imagen de desesperación la empresa matriz de Unedisa, los italianos de Rizzoli, por desprenderse de su negocio español.

¿Jugada a tres bandas con origen en Moncloa?
¿Por qué Pedro J. ha colaborado en airear una noticia que no deja en buen lugar a su grupo? La información de PRNoticias tiene un componente esencial que afecta de lleno al director de El Mundo:sería una operación orquestada desde Moncloa para buscar que un grupo de bancos españoles abonara a Rizzoli esos 400 millones con los que desembarcar en Unedisa... El objetivo final de tan rocambolesca operación no sería otra que arrebatar el control de El Mundo a Pedro J., al que no le perdonan su línea editorial sobre el caso Bárcenas.

Pedro J quiere saber "qué bancos" son esos
El periodista se ha limitado a lanzar la liebre de la noticia con un tuit en el que preguntaba a PRNoticias que a "qué bancos" aludían, como si el resto de la información le pareciera de lo más normal y no mereciera interrogar sobre ello. A partir de ahí se han producido diferentes reacciones en la red social sobre este asunto, pero Pedro J. ha reconducido la situación lanzando otro debate sobre Orbyt y posibles premios a sus suscriptores.