La vuelta del ex alcalde de Alhaurín, Juan Martín Serón, era algo que se esperaba con mucho temor desde hace tiempo pero que al igual que hace el avestruz, el PP andaluz y malagueño ha escondido la cabeza bajo tierra. Emulando los pasos de Mariano Rajoy ante un problema grave, los dirigentes populares han dejado pasar el tiempo a ver si este inexorable hecho caía por sí solo.

Un barril de pólvora a punto de explotar
Pero no, es un barril de pólvora con fecha de explosión. A comienzos de este próximo mes de noviembre, Juan Martín Serón cumplirá su condena de inhabilitación dictada por el Tribunal Supremo tras haberse demostrado que siendo alcalde de la localidad del Guadalhorce, él y su edil de urbanismo -condenado también a la misma pena- pidieron a un constructor una comisión de 122.000 euros.



Reservado el sillón de alcalde
El problema está en ciernes ya que según a podido conocer ELPLURAL.COM, Martín Serón habría comunicado a su entorno del PP local que piensa volver a ocupar en unas semanas el sillón que se le tiene reservado desde que tuvo que abandonar la alcaldía por sentencia judicial. Su plaza de edil no fue ocupada y por tanto está en disposición de volver a sentarse en la poltrona.

El PP local le ruega que vuelva
Con esta decisión de volver a regir el municipio se entiende perfectamente que esta semana el Equipo de Gobierno del ayuntamiento alhaurino, con la actual alcaldesa y diputada provincial a la cabeza, hayan hecho público un comunicado en el que solicitan a Martín Serón que vuelva al cargo. Los concejales y la actual alcaldesa del PP piden y desean "la pronta incorporación de Juan Martín Serón y Gregorio Guerra Gil al Ayuntamiento, de donde nunca debieron ser apartados contra la voluntad popular".

Reto al PP y críticas a los jueces
En otra parte del comunicado retan a los dirigentes provinciales y regionales del partido así como al sistema judicial al afirmar que "el apoyo del PP servirá de ejemplo para que no se cometan más atropellos contra gente honrada como ellos". Además el comunicado supone todo un alegato contra la sentencia del Supremo, cuestiona la decisión judicial y es un ataque directo al empresario que denunció el delito demostrado de cohecho que provocó la dimisión del alcalde.

Avisos del ex alcalde
No debe de haber cogido por sorpresa a los dirigentes del PP las intenciones de su ex alcalde de volver al primer plano del escenario político. Éste ya avisó al conocer la condena hace un año. En ese momento advirtió de que "la suspensión implica que no puedo ejercer, pero sigo siendo alcalde". También fue tajante al anunciar en esas mismas fechas "el día 9 de noviembre de 2014 nos reincorporaremos. Es una cuestión de honor".

Encrucijada peligrosa y silencio del PP andaluz
Frente a todo esto desde el PP malagueño y el andaluz guardan un clamoroso silencio. La tesitura en las que les ha puesto el ex alcalde suspendido de militancia, el propio Partido Popular de la localidad y el Equipo de Gobierno de Alhaurín el Grande es compleja. Si aceptan que Martín Serón se incorpore de nuevo como alcalde, la oposición y la opinión pública se les va a echar literalmente encima por la forma nada ejemplarizante de reintegrar a la vida política a personajes que han sido condenados por corrupción. Esto destrozaría la nueva imagen que desde Madrid y desde el Gobierno quieren dar con su propuesta de "Regeneración democrática". Si además de "rescatarlo" permiten que encabece la próxima lista municipal ya sería el colmo y cuestionaría el liderazgo de los dirigentes andaluces.



Este asunto supera el ámbito local ya que el presidente provincial del PP malagueño es a su vez el portavoz de la Junta regional del partido. Y lo es también por un detalle que tal vez los medios no han destacado de manera amplia. Y es el hecho de que el actual líder del PP andaluz y candidato a la Junta de Andalucía, además de malagueño proviene de Alhaurín el Grande.

Moreno Bonilla procede de Alhaurín el Grande
Aunque el nació en Barcelona, sus padres y toda su familia es de esa localidad. Moreno Bonilla de hecho visita en numerosas ocasiones la localidad y conoce especialmente a los militantes del PP de allí. El diario "La Razón" publicó al poco de ser elegido líder regional testimonios de vecinos del municipio que afirmaban que "Juanma es una persona muy querida en Alhaurín porque aquí encuentra sus raíces familiares. Viene muy a menudo, tanto en las fechas señaladas del pueblo como a actos del partido, y se queda en una casita en medio de una parcela" propiedad de su familia.



Miedo entre la cúpula dirigente a una lista independiente de Serón
Distintas fuentes indican que Martín Serón no se ha estado quieto durante este año de inhabilitación. De hecho a ejercido de alcalde en la sombra y los medios locales lo han tenido siempre presente. Serón ha tenido contactos fluidos con el partidodonde dice que tiene numerosos amigos que lo respaldan. En el PP malagueño creen que el ex alcalde, a pesar de la condena, es una gran baza electoral que podría revalidar la mayoría en ese importante municipio. Piensan que "Si lo dejan tirado" el PP con la actual alcaldesa no tiene garantizada la victoria. En el fondo temen también que el Partido Popular a nivel local se fracture si Martín Serón vuelve a sus orígenes y forma su propia candidatura independiente en Mayo de 2015. Mientras tanto el ex regidor que conoce mucho la vida interna de la formación, ha puesto en jaque al PP malagueño y andaluz donde siguen guardando un sepulcral silencio ¡¿Quien dijo miedo?!