A estas alturas, no cabe duda de que la saga Uncharted fue determinante en el porvenir de PS3. Cargando a sus espaldas una serie de errores de diseño imperdonables, la penúltima sobremesa de Sony corrió una suerte irregular durante la pasada generación de consolas, con una Xbox 360 en pleno auge a la que no consiguió superar en ventas durante toda su vida útil. La tercera PlayStation se salvó gracias a una serie de títulos exclusivos provenientes de estudios internos de la todopoderosa Sony, como es el caso de Naughty Dog, desarrolladora que trabajo tras trabajo se posiciona entre las compañías más notorias del panorama actual. Pese al éxito de títulos como God of War III o The Last of Us en PS3, en Sony son conscientes de que su software estrella de la anterior generación no había sido exprimido al máximo. Con una PS4 situada muy cómodamente en el primer puesto del actual mercado de hardware, para el gigante japonés es una oportunidad perfecta de recuperar los mejores títulos aparecidos en su anterior máquina y volverlos a vender a través de remasterizaciones en alta definición. Al igual que ocurrió con los juegos anteriormente citados, y sirviendo como prólogo del inminente Uncharted 4, hace poco llegó a las tiendas Uncharted: The Nathan Drake Collection, un recopilatorio de la trilogía original de PS3 en un solo disco y con un profundo lavado de cara gráfico. Es comprensible que el jugador, en un primer momento, sienta reticencias a la hora de comprar un juego que, al fin y al cabo, ya tiene en la estantería desde hace unos años. No obstante, el trabajo realizado por Bluepoint con la saga Uncharted solo puede catalogarse de extraordinario: Todo aquel que haya disfrutado de las tres aventuras de Nathan Drake en su momento comprobará boquiabierto lo mucho que ha conseguido el estudio encargado de pulir el acabado gráfico de los mismos. Como es natural, esto es especialmente acuciante en el primer Uncharted, un juego que si bien en su momento contó con un apartado visual a la altura fue quedándose obsoleto con el paso de los años. En lo referente a las otras dos entregas, el salto gráfico no es tan radical, pero sí que se aprecia a simple vista una notable mejora en todos los aspectos. A este respecto, el valor de Uncharted: Nathan Drake Collection está más que justificado. Mejoras técnicas aparte, lo cierto es que la recopilación ofrece pocos más alicientes además del propio hecho de tener los tres primeros Uncharted en un solo disco y compatibles con PS4. Si el jugador busca acercarse a esta saga por primera vez, o volver a disfrutarla con un acabado gráfico a la altura de la nueva generación, sin duda merece la pena. Sin embargo, Sony ha preferido no incluir en esta remasterización dos elementos que sin duda hubieran mejorado el conjunto: por un lado una versión para PS4 de Uncharted: El Abismo de Oro, el único título de la saga que llegó a la portátil PSVita; por otro, el valoradísimo modo multijugador que hizo las delicias de los poseedores de PS3 en las entregas originales. Dos ausencias incomprensibles y que acaban resintiendo en la vida útil de la colección. Por lo demás, el jugador encontrará en Uncharted: The Nathan Drake Collection la misma diversión que las aventuras originales, tres títulos cargados de acción, enigmas, aventura y muchísima diversión. Recomendable para los fans de Nathan Drake y obligatorio para los que aterricen en PS4 tras dejar pasar PS3 en la anterior generación de videojuegos. No es perfecto, especialmente por sus ausencias, pero The Nathan Drake Collection es uno de los mejores trabajos de remasterización publicados en los últimos años.   [cita alineacion="izquierda" ancho="50%"]Uncharted: The Nathan Drake Collection[/cita]     Plataforma probada: PS4portada Desarrollador: Bluepoint Games Distribuidor: Sony