El alcalde de Carboneras, Salvador Hernández, independiente aunque accedió al cargo gracias a los votos del Partido Popular, ha declarado a Canal Sur Televisión que se ha sacado de contexto la frase que, en el último pleno municipal del Ayuntamiento almeriense, le dirigió a una concejal socialista instándola a “callarse cuando está hablando un hombre”. Hernández asegura que “si fuera alcaldesa” habría dicho “cállense cuando habla una mujer”. La oposición municipal, sin embargo, insiste en acusarlo de machista y en que debe pedir disculpas y dimitir. Vistas las explicaciones dadas, no parece que sea esa ni mucho menos la intención del regidor. El iniciado este año es el segundo mandato de Salvador Hernández, cuyo partido, el GICAR, obtuvo cinco concejales, insuficientes para gobernar aunque contó con el respaldo de los dos concejales del PP. El partido más votado fue el PSOE, que logró seis ediles, uno más de los logrados en 2011, convocatoria en la que el GICAR y el PP lograron cuatro concejales cada uno.