Lo adelantaba ELPLURAL.COM esta mañana antes del comienzo del Debate de la Nación. Señalábamos que existían muchas posibilidades de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, utilizara en un debate nacional, ataques a Andalucía en un intento de sacar rédito político electoral. Vano intento que se le ha vuelto en contra.

Rajoy insulta a Andalucía y la estrategia se vuelve contra él
Y es que así ha sido. Cuando un Rajoy noqueado por Pedro Sánchez, cabreado, nervioso y desencajado hacía uso de su turno de réplica, sacó de la chistera el recurso de atacar a la comunidad andaluza, a su gobierno y a sus políticas. Le echó en cara a Sánchez la corrupción del "caso ERE", mintió inventándose recortes de la Junta y criticó su política sanitaria. Como dice el refrán, Rajoy hoy en Congreso de los Diputados "fue a por lana y salió trasquilado".

Bandera andaluza en el hemiciclo, una imagen que daña al PP
Ante la sorpresa del hemiciclo y las advertencias de expulsarlo del presidente del Congreso Jesús Posada, el diputado socialista por Granada, Manuel Pezzi, dolido en su orgullo de andaluz y harto de tantos reproches, se levantó de su escaño y desplegó una gran bandera andaluza. La reacción fue de respaldo y aplausos desde los bancos del grupo parlamentario del PSOE. Los del PP, visiblemente molestos, abroncaron su actitud. Bronca y jaleo que por cierto, ha estado visible desde los escaños nerviosos de la derecha, durante la práctica totalidad de la intervención de Pedro Sánchez.

Efecto mediático conseguido: PP contra Andalucía
Puede que no haya sido muy ortodoxo el gesto del veterano diputado granadino. No está en el catálogo del manual de buenas costumbres parlamentarias el esgrimir símbolos, pero hay que entender que los socialistas andaluces comienzan a estar muy hartos de que Andalucía sea vejada de manera permanente y reiterada por los dirigentes del PP. En todo caso, el efecto mediático de que los andaluces perciban como el Gobierno central maltrata en cualquier ocasión que puede a su tierra, ha quedado más que patente.



"Susana Díaz, mi compañera; la próxima ganadora"
"Pero no quedó ahí el efecto boomerang de las hostiles palabras antiandaluzas de Rajoy. Un Pedro Sánchez crecido y envalentonado aprovechó su turno de réplica para elogiar a la presidenta andaluza. "Usted habla de Susana Díaz, mi compañera; la próxima ganadora de las elecciones de Andalucía" le espetó ante el griterío de la bancada popular. Y para rematar un golpe directo al mentón de Rajoy en clave andaluza de Pedro Sánchez: "Hablaría de su candidato en Andalucía, pero mi problema es que no lo conozco". Dura y afilada apreciación contra Moreno Bonilla realizada desde el altavoz mediático de la Cámara Baja y con centenares de medios recogiéndolo. ¿Y por qué no? a la vez un guiño de complicidad a su "compañera" presidenta de la Junta.

Moreno Bonilla sale tocado sin estar en el debate
Después de ello en el Partido Popular andarán contando cuantos escaños más ha perdido el PP andaluz cara a las próximas elecciones andaluzas y como de mal queda su candidato, Moreno Bonilla que sin estar presente en la sesión, ha recibido uno de los golpes más duros de la precampaña. Y todo porque Rajoy quiso ir a por lana, lana andaluza, y salió trasquilado por un Pedro Sánchez hoy pletórico y que le ganó los dos debates, el real, el del estado de la nación, y el segundo, el subterráneo, el que iba en las cañerías de una equivocada estrategia del PP, el de Andalucía.