La consejera de Agricultura y Pesca, Clara Aguilera, ha calificado hoy como una "absoluta barbaridad" el veto del Parlamento Europeo (PE) a la prórroga del actual acuerdo pesquero con Marruecos, que supone la conclusión inmediata de las actividades pesqueras en aguas marroquíes.

Barbate en indefensión
Aguilera ha mostrado su "rechazo" a una decisión que "deja a una flota como la de Barbate en una situación de indefensión", ya que el 90 por ciento de las embarcaciones de esta localidad gaditana tienen licencias para faenar en aguas marroquíes. La consejera ha mostrado su "sorpresa" y ha afirmado que le llama "poderosamente" la atención el rechazo del Parlamento Europeo a una prórroga aprobada por la Comisión y el Consejo el pasado febrero. "Yo respeto la codecisión del Parlamento, pero vamos a ser respetuosos todos. Si este iba a ser el resultado, la decisión tenía que haber sido tomada once meses antes, y no en este momento", ha sentenciado Aguilera, que ha responsabilizado de este resultado a personas que "ni siquiera conocen la realidad del Golfo de Cádiz y la afectación que tiene para la flota" el fin del acuerdo.

Justificación de la prórroga
La consejera, que ha subrayado que la prórroga era "justificada" puesto que se necesitaba tiempo para negociar un nuevo convenio, ha pedido a la ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, que manifieste su rechazo al veto del Parlamento en la reunión del Consejo de Agricultura y Pesca que se celebrará mañana. "El Consejo debe seguir adelante con lo que ya votó y ser consecuente con lo que decidió en febrero", ha subrayado la responsable de Agricultura y Pesca, que ha recordado que la prórroga a la que se pone término "ya está prácticamente finalizada", puesto que expira el próximo 27 de febrero.

Preocupación por Barbate
"A la flota de Barbate no le puede repercutir una decisión tomada a destiempo", ha insistido Aguilera, que ha subrayado que "esto no había ocurrido nunca: jamás el Parlamento había echado atrás una decisión de la Comisión", una situación ante la que ha mostrado su "expectación y preocupación". La consejera ha mostrado el apoyo de la Junta a la flota de Barbate y ha dicho a los afectados que el Gobierno andaluz va estar con ellos "para defender sus intereses y que no los vulneren las decisiones ni de Bruselas ni de Estrasburgo".