Se esperaba con mucha expectación el primer acto de campaña en Málaga este sábado en la Plaza de la Merced. El día se había aliado con la organización del acto con una temperatura muy agradable y un sol de esos a los que apetece acogerse. El marco incomparable junto a la casa natal de Picasso, rodeado de muchos bares y restaurantes y donde las mañanas de los fines de semana acude mucha gente, la local y miles de turistas y visitantes.

Espacios vacíos en los laterales y calvas
Cabe recordar un hecho no menor como es que Málaga es la segunda provincia con más número de círculos de toda España. Con todos esos ingredientes se esperaba que el acto de Pablo Iglesias en la plaza picassiana fuera un acto de masas y que la recoleta y céntrica plaza estuviera literalmente abarrotada. No fue así finalmente. Se observaron numerosos espacios vacíos en los laterales del recinto y alguna que otra calva en su interior.

Asistentes al acto llegando momentos antes del inicio del acto



Muchos círculos, curiosos y turistas que no llenan la plaza
Iglesias no defraudó pero no apabulló, la asistencia fue importante pero no llenó, no abarrotó la plaza como todos, propios y extraños, deseaban y otros temían. Pero si acudió mucha gente en un ambiente primaveral y festivo. Como si de asistir a un espectáculo interesante en un sábado de relax -ahí le gana Iglesias a los partidos tradicionales- se combinaban distintos perfiles. Caras de rostros pálidos y blanquecinos de turistas; admiradores del fenómeno mediático que supone el madrileño; numerosos activistas de los muchos círculos provinciales de Podemos de la capital y de la provincia; curiosos ávidos de ver a Iglesias encima del escenario -tablao dijo la candidata a la Junta, Teresa Rodríguez- y muchos curiosos, asistieron este mediodía a la primera "actuación" de la estrella del rock podemita.

El fusilamiento del general Torrijos casi culpa del PSOE
Antes de Pablo Iglesias intervino el candidato por Málaga, Feliz Gil. Tras él, el exfiscal anticorrupción y exeuroparlamentario Carlos Jiménez Villarejo. Este último, muy duro, aludió a las imputaciones en el caso ERE "de los expresidentes Griñán y Chaves". Refiriendose a los socialistas dijo que nos les podía votar "bajo ningún concepto", llegando casi a responsabilizar al PSOE de los fusilamientos del general liberal José María Torrijos y 48 compañeros suyos en la playa de San Andrés de Málaga en 1831.

Intervención faltona
Tras él le tocó el turno a Pablo Iglesias. En ese momento muchos curiosos del entorno de la plaza comenzaron a acercarse y ocupar espacios vacíos. Aun así la plaza siguió sin estar repleta. El secretario general de Podemos, comenzó fuerte, potente y entono mitinero desde el principio hasta el fin de su intervención. Al hilo de su intervención, a veces faltona con alusiones sin personalizar a la presidenta de la Junta con expresiones como cínica, mentirosa, corrupta o hipócrita, mantuvo la tesis de que al PP y a Mariano Rajoy les interesa que gane Susana Díaz y "el resto de la casta, los de siempre" ya que con estos se puede llegar a acordar y a entenderse.



La palabra mágica: "Gente"
De vez en cuando Pablo Iglesias repetía la palabra mágica "gente". Intentó, como si de una estrella musical se tratase que los asistentes le hicieran el coro. También con el clásico "Sí se puede". Lo consiguió solo en parte. Los representantes de los círculos agolpados en masa en la parte de la plaza lindante con los escenarios, sí lo hicieron al unísono pero entre el resto del público no encontró la balada podemita el mismo consenso coral.

Pablo Iglesias se declara de izquierdas
Pidió el voto para Teresa Rodríguez para que la "ilusión pueda derrotar al miedo". Varias veces dijo que Andalucía no es del PSOE, ni del PP ni tan siquiera de Podemos, es de la "gente, de los andaluces". En un extraño guiño al electorado progresista, tal vez influenciado por datos de las encuestas, Iglesias se declaró "de izquierdas". El secretario general de la formación morada manifestó -en ese tono faltón al que aludíamos- que los andaluces se merecen en la presidencia a una persona "que no mienta" y que no busque "un trampolín" para tener un escaño en Madrid, sino que se quede cuatro años para gobernar.

Disconforme con los sondeos y encuestas
Abrió el espacio de petición de voto de manera amplia. Pidió el voto para Teresa Rodríguez a los militares, policía, guardia civil, funcionarios y a los abuelos con nietos incluidos. A estos últimos los ve "decisivos" en estas elecciones, porque "no se han partido la espalda trabajando para que sus nietos tengan que emigrar". Debido a que las encuestas dan a Podemos una creciente intención de voto en detrimento de los partidos tradicionales, Iglesias ha asegurado que "algunos querrían" que no hubiera más campaña electoral, y ha avisado que en su formación no se conforman con los resultados de los sondeos porque aspiran a ganar y les gusta "el sprint".

Vacunas contra la profesionalización de la política
Una vez finalizado el turno de Iglesias le tocó hablar a la candidata andaluza Teresa Rodríguez. La gaditana en el mismo tono mitinero dijo que Podemos "quiere ser el partido de la mano tendida". Criticó "a los políticos profesionales, que a fuerza de estar apoltronados, no les duele Andalucía", y ha dicho que en Podemos se han puesto "vacunas" contra eso porque la política "no es una profesión".

Parte trasera de la plaza elegida para uno de los dos grandes actos con Pablo Iglesias. Foto ELPLURAL.COM



Rodríguez interrumpe su intervención y da paso al sector crítico
Un hecho insólito, que para muchos pasó desapercibido, fue que a los pocos minutos de comenzar Rodríguez su intervención, interrumpió su alocución para presentar y dejar que interviniera el secretario general de Podemos Málaga, José Antonio Vargas, que no figuraba en el programa del acto . Cabe recordar que en las elecciones orgánicas de Podemos esta fue una de las grandes sorpresas. El candidato oficial respaldado por Pablo Iglesias perdió sorprendentemente frente al sector crítico encabezado por Vargas. A su vez estos se alinean con Teresa Rodríguez, miembro también de Izquierda Anticapitalista. Por cierto, el candidato derrotado de Pablo Iglesias no se encontraba en el acto aunque sí cerca. Estaba tomando una cerveza con un concejal del grupo no adscrito y ex socialista mientras hablaba Iglesias.

Que los parlamentarios de Podemos se lleven los 'porrazos' de la policía
Vargas enmendó tímidamente la plana con afirmaciones como que la formación "no puede ser solo un acto de fe". Reivindicó, en clara alusión a las diferencias con el aparato en el concepto de la toma de decisiones, el poder de los círculos e hizo una clara declaración de principios de 'izquierda a la izquierda de' exigiendo "la reforma agraria, la banca pública y el no al pago de la deuda". Una curiosidad fue que mientras Iglesias había solicitado minutos antes el voto de la Fuerzas de Seguridad del Estado, el líder provincial pidió también a los próximos diputados autonómicos de Podemos que fueran "los primeros en llevarse los porrazos" de la policía con su presencia en las movilizaciones.

Mano tendida
Tras ese espacio de tiempo gestual ocupado por Vargas, la gaditana prosiguió su intervención destacando su compromiso para lograr que Andalucía sea un lugar donde se pueda "vivir con pan, trabajo, techo y dignidad". Lanzó "la mano tendida" de su partido a quienes apostaron por "sueños e ilusiones", por los abuelos que ahora "dan el puchero a sus hijos". Finalmente pidió el cambio sin miedo "porque lo que da miedo es seguir igual" que ahora.