Felipe Benjumea. Abengoa. EFE



La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha pedido a la juez Carmen Lamela que retire el pasaporte al ex presidente de Abengoa por la causa en la que se investiga un posible delito por percibir una millonaria indemnización. Dicha remuneración extraordinaria, 11,5 millones de euros en el caso de del propio Felipe Benjumea, se le abonó antes de que la grave crisis de la compañía aflorase.

Comparecencia quincenal antes la juez
Asimismo la Fiscalía ha solicitado de la magistrada que el ex presidente de la empresa comparezca cada quince días en el juzgado. En cambio el Ministerio Fiscal no ha pedido ninguna medida cautelar para el exconsejero delegado Manuel Sánchez Ortega que cobró 4,5 millones de indemnización. La jueza habrá tenido en cuenta que Sánchez pagó la fianza impuesta.

Culpan a Rajoy
Ambos, Felipe Benjumea y Manuel Sánchez, está siendo investigados por presuntos delitos de administración desleal y uso de información privilegiada. Para el ex presidente de Abengoa, según su declaración ante la jueza Lamela, la empresa no tiene "ningún problema", excepto el de la liquidez. Benjumea ha culpado de la crisis de Abengoa a la reforma eléctrica del Gobierno de Rajoy, que aplicó graves recortes a las ayudas a las energías renovables.