Leequid

Hermanos, globos y aviones. Los hermanos Wright y los hermanos Montgolfier

0
Mié, 17 Ago 2016

Con 100 años de diferencia, los hermanos Montgolfier inventaron el globo aerostático. Un siglo después los hermanos Wright inventaron el avión.

Los hermanos Montgolfier inventaron el globo aerostático

Eran hijos de un fabricante de papel francés. Un día jugando con el papel y unas velas vieron que el papel se elevaba por el calor.

Esta idea les llevó a experimentar con tamaños cada vez más grandes hasta hacer globos de 18m3.

De ahí se pasaría a la prueba con animales y luego más tarde con humanos. Estamos hablando del año 1783. Hombres con casacas y Luis XVI de Francia como rey del imperio. Estos vuelos en globos fueron evolucionando cambiando el simple aire caliente por hidrógeno. Los vuelos se hacían más prolongados y se llegó a cruzar el Canal de la Mancha.

100 años más tarde se inventó el avión

Está claro que la idea de levantar un globo y hacer un avión, aunque parezcan cercanas, presentaban retos muy diferentes. 100 años separan a uno y otro invento. El problema de los aviones respecto a los globos es el control del propio aparato. Es decir, un globo se levanta y básicamente vuela. Un avión, la idea es que despega y luego se mantiene el control por la parte del piloto. La gran aportación de los hermanos Wright fue crear el sistema de control del aparato por parte del piloto al estilo de los pájaros. Las aves mueven ligeramente sus alas para controlar la orientación del vuelto. Algo parecido ocurre al controlar una bicicleta, área en la que los hermanos Wright tenían mucha experiencia.

Los primeros tests de los hermanos Wright eran básicamente comentas grandes. No tenían motor. Más adelante incorporaron el motor, que fue un diseño suyo por no ser capaces de encontrar un modelo que fuera ligero y potente para un avión.

Todo esto ocurrió en el año 1903.

Pero no fue hasta el año 1908 cuando se presentó públicamente en París. La idea era asegurar al máximo las patentes y tener el control de la empresa para poder asegurar los contratos de fabricación, asunto que vino de la mano del ejército americano.