Política

Cabecera interior Gurtel

La 'limosna' con la que Ana Mato intentó convencer de que se pagaba sus viajes

La exministra justificó tan sólo 2.190 euros, cuando la Fiscalía le atribuye un beneficio de más de 25.000

445
Mar, 24 Ene 2017

Los viajes, esa dádiva con que la trama Gürtel obsequiaba a los políticos de su cuerda, han vuelto a la actualidad este martes, en el juicio a la red de Francisco Correa, con la declaración de Jesús Sepúlveda, exalcalde de Pozuelo de Alarcón y exmarido de Ana Mato.

“Tengo que reconocer que en algún momento puede que algún viaje no lo abonara", ha confirmado Sepúlveda, en relación a los presuntos regalos que le hacía la agencia de viajes Pasadena, de Francisco Correa. Según el exalcalde, Ana Mato no estaba muy al tanto de estos regalos: "Le decía que lo haría, sacaba los billetes, se los daba y punto".

Las evidencias de los viajes regalados por la trama acabaron haciendo que la situación de Mato como ministra fuera insostenible. Dimitió en noviembre de 2014, tras un auto judicial que la relacionaba con la trama. Tras eso, siguió como diputada rasa y, al acabar la legislatura, pidió la indemnización que se da a los parlamentarios que no encuentran trabajo.

Sin embargo, en el PP nunca olvidan a los suyos y fue rápidamente colocada en Europa. En abril de 2016, el PP le encomendó la dirección de la “Universidad Europea”, un foro que organiza cursillos para "fomentar entre los jóvenes el conocimiento sobre las políticas de la UE y aportar el punto de vista del PP". Y, en paralelo, Mato está contratada como “asesora local” en Bruselas de toda la delegación europea del PP porque, según la formación, es necesario ese vínculo para que pueda ejercer en la llamada “Universidad Europea”.

Es decir, es asesora “local” porque realiza sus funciones desde Madrid y sólo se trasladaría a Bruselas de manera puntual y cuando se le reclamara. Y lo es para poder dirigir un foro que, como mucho, tiene planes de celebrarse dos veces al año, pero que el pasado mes de octubre aún no se había reunido por la inestabilidad política.

Lo cierto es que Ana Mato algo debía saber de los famosos viajes de la Gürtel, pues en abril de 2015 intentó defender, a través de sus abogados, que sus desplazamientos se los pagaba ella misma. Y lo hizo presentando en los juzgados una relación de pagos con la tarjeta de crédito del BBVA.

Sin embargo, parece que a la exministra tenía un despiste mayor que el de su exmarido y fueron muchos, y no “algunos”, los viajes que no pagó, si se compara su defensa con la relación de regalos que presentó la Fiscalía Anticorrupción.

En dicho certificado del BBVA, Ana Mato sólo justifica 13 pagos y todos entre el 12 de julio de 2004 y el 31 de diciembre de 2005, “ambos inclusive”. Estos pagos, que van desde los 50 euros hasta un máximo de 291,21 euros, suman nada más 2.190 euros. Una cantidad que no está nada mal para el común de los mortales, pero que languidece ante los más de 25.000 euros que la Fiscalía Anticorrupción atribuye a Mato como la cantidad que le hace “partícipe a título lucrativo”.

El documento presentado por la Fiscalía y que ayer les presentó ELPLURAL.COM incluye todos los viajes que Pasadena regaló a la familia Mato-Sepúlveda, y tiene una columna aparte para discernir cuánto de ese dinero es atribuible a la exministra, dado que algunos viajes los hacían en familia y otros regalos son sólo para ella, como alquileres de coche.

Así, en el año 2000 se facturan 5.000 euros del viaje de Ana Mato y familia a DisneyLand París, de los que 2.267 le corresponden a ella por ser el “50% de la unidad familiar” y otros 456,68 euros son de uso “personal” de la exministra. En el año 2000 hay otros tantos viajes familiares, pero también hasta siete alquileres más de coche para la exministra y una estancia en hotel individual. En ese año, la Fiscalía atribuye a Mato 5.817,73 euros en regalos.

En el año 2001, siguen sumándose varios billetes de avión y hasta uno para Rosa Ortiz, la asistenta de la familia, para viajar a Quito (Ecuador). Y, de nuevo, aparecen gastos personales de Ana Mato: un billete de avión, siete coches de alquiler y un par de estancias en hotel. En este año, la Fiscalía le atribuye regalos por valor de 6.733,37 euros.

Pasamos al año 2002, donde Ana Mato no se quita su afición por los coches de alquiler: hasta cuatro veces usa este servicio. Además, aquí hay un viaje de 3.092 euros, de los que 724,86 son atribuibles sólo a Ana Mato y su hija por un viaje en avión, más otros 1.183,86 euros de la mitad de la parte restante. En total, este año le atribuyen 6.592,78 euros.

El año 2003, Mato moderó su tren de vida. No aparecen coches de alquiler para ella, pero sí varios billetes de avión atribuibles sobre todo a su hija. Pero, como la mitad de la unidad familiar, la Fiscalía le atribuye un ahorro de 2.567,07 euros.

En 2004, año en que Mato intentó justificar algunos pagos, Ana Mato alquiló un coche por valor de 273,76 euros y disfrutó de una estancia de hotel por 165,67. Y, como familia, hay varios viajes, destacando uno de 2.210,94 euros de los que 1.316,47 euros fueron sólo para disfrute de Mato. Además, vuelve a repetirse un viaje de la asistenta a Ecuador valorado en 986,09 euros. En total, este año, la Fiscalía atribuye a Mato un beneficio de 3.799,73 euros.

Por último, se recoge un único viaje de tren en 2005, valorado en 195,20 euros, de los que la mitad se le atribuye a Mato, con 97,60 euros, que es el total de ese año.

 

Marcos Paradinas es redactor jefe en ELPLURAL.COM