Los Genoveses

Rajoy y el Caso Gürtel: un testigo en diferido

Si dice la verdad saldría de la Audiencia Nacional como investigado

760
Dom, 23 Jul 2017

Los hechos

Desde que el 11 de febrero del 2009, Mariano Rajoy rodeado por su Comité Ejecutivo Nacional declaró solemnemente que el Caso Gürtel era una "causa general contra el PP" han pasado  8 años. Desde entonces, lejos de archivarse, diferentes jueces han instruido 12 Piezas Separadas con más de 165 investigados, procesados o condenados, entre los que se encuentran, una amplia representación de cargos públicos y orgánicos del Partido que preside Rajoy: 4 Tesoreros Nacionales; gerentes regionales; diputados nacionales y autonómicos; senadores; alcaldes; concejales; consejeros de varios gobiernos regionales, etc. Incluso el propio Partido Popular está presente en calidad de acusado a título lucrativo, responsable civil subsidiario y/o investigado por destrucción de pruebas con imposición lo que le ha supuesto tener que ingresar en cuentas judiciales varias fianzas que ascienden a un total 1.694.844€.

Durante estos 8 años ha quedado suficientemente acreditado que el PP “indiciariamente”, a través de los denominados “Papeles de Bárcenas”, otras pruebas y testimonios, se ha financiado con millones de euros recaudados ilegalmente a través de las donaciones entregadas en negro por empresarios que a cambio se beneficiaban con la adjudicación de contratos públicos.  

Con esa Caja B, funcionando ininterrumpidamente entre 1990-2010, se han financiado, al menos, según jueces, fiscales y policía judicial:

1. Numerosas campañas electorales de ámbito nacional, regional y local

2.  Sobresueldos para determinados dirigentes del P

3. Reforma de la sede nacional de Génova 13

Rajoy siempre estuvo allí

Además de los 165 encausados, son ya cientos los testigos que han declarado en las diferentes Piezas Separadas. Entre ellos se encuentran 4 Secretarios Generales del PP:  Francisco Álvarez Cascos; Javier Arenas Bocanegra; Ángel Acebes Paniagua y María Dolores Cospedal García y 2 Vicesecretarios Generales:  Rodrigo Rato Figaredo y Jaime Mayor Oreja. 

Y, junto a estos, tras varios intentos fallidos, gracias a la acusación popular que representa ADADE y con la firme oposición del Ministerio Fiscal, la Sala que está juzgando la "Primera Época de Gürtel 1999-2005", por mayoría y con el voto en contra de su Presidente ha llamado a declarar a Mariano Rajoy Brey el próximo miércoles 26 a las 10H en la sede que la Audiencia tiene en un polígono del municipio de San Fernando.

Sobre las razones formales que la Sala ha considerado para que testimonie el actual Presidente del PP nada mejor que consultar el propio auto por el que se acuerda su citación. Pero es evidente que tras su lectura se dan cita otras sólidas razones que hacen que su testimonio vaya mucho más allá de lo que la defensa que por encargo ha contratado el PP intenta reducir y minimizar.

Y es que más allá de los hechos temporales que se están juzgando en San Fernando, salvo Rajoy, no hay nadie más capacitado, idóneo y competente para responder a las numerosas preguntas con sus correspondientes silencios que a lo largo de estos 8 plomizos años se han ido acumulando en los juzgados, en el Parlamento y entre la opinión pública. Rajoy, bien lo sabe él, es el único miembro del PP que reúne en su trayectoria la triple condición de haber acumulado desde 1990 la triple condición de Vicesecretario General, Secretario General y Presidente Nacional. Solo él y nadie mas que él.

Con su testimonio se podrán dar salida a las numerosas preguntas que cualquier ciudadano honesto se ha ido haciendo a lo largo de los últimos 8 años cuando un día si y otro también veían como ante los hechos delictivos e impúdicos que se iban descubriendo, los dirigentes del PP con Rajoy a la cabeza negaban una y otra vez las evidencias más evidentes.

Preguntas sin respuesta y/o impertinentes

Sin ánimo de adelantar acontecimientos pero considerando como han sido hasta el momento las respuestas dadas por los testigos genoveses de alto standing que le han precedido (Arenas, Cospedal, Acebes, Rato, etc.) junto a la actitud preventiva que ha mantenido el juez Hurtado, Presidente de la Sala, las posibilidades de que Rajoy diga lo que sabe, es decir, la verdad, son reducidas por no decir inexistentes. Y es que a nadie de los allí presentes se le escapa que si lo hiciera saldría como investigado a pesar de haber entrado como testigo. Por tanto, una vez más, sus respuestas serán evasivas, imprecisas, ambiguas, vagas y cínicas. Valgan algunas de estos ejemplos como botones de muestra:

1º. Con aplomo no exento de cinismo negará por la vía del olvido hechos que están acreditados y que el mismo protagonizó. Sin ir más lejos las dos reuniones que se celebraron en su propio despacho de la 7ª planta de Génova 13. Una para pactar las condiciones para que Bárcenas callara y la otra para recibir puntualmente información sobre pelotazos urbanísticos cometidos en Arganda del Rey y en Majadahonda.

2º. Con el mismo aplomo no exento de cinismo negará que el nombre de “Rajoy” que figura bajo diferentes formatos, al menos 35 veces, en ”Los Papeles de Bárcenas” sea el suyo y por tanto no dudará en añadir circunspecto que nunca jamás ha cobrado en B.

3º. Con el mismo aplomo no exento de cinismo negará que haya recibido de Francisco Correa regalos o dádivas ni para él ni para su familia. Sin inmutarse no recordará quien pagó el viaje de recreo organizado por Pasadena, la agencia de viajes del propio Correa, que figura en el sumario y que le trasladó junto a su mujer, a su hijo y una niñera en marzo del 2004 a un lujoso hotel de Canarias.

4º. Con el mismo aplomo no exento de cinismo negará haber mantenido durante años una magnifica y fluida relación de confianza y complicidad con un buen número de los 37 procesados que están ahora sentados en el banquillo con los que despachaba a diario sobre hechos que están siendo objeto de investigación. Negará si se le pregunta que Jesús Sepúlveda, por ejemplo, formaba parte junto a Ana Mato de su más estrecho circulo de confianza personal y política.

5º. Y finalmente con ese mismo aplomo no exento de cinismo endosará toda la responsabilidad para no auto incriminarse a su ex Tesorero Nacional Álvaro Lapuerta que casualmente no podrá replicar, rebatir o contradecir por padecer una demencia sobrevenida.

Como es natural podríamos continuar poniendo otros muchos ejemplos en los que el testimonio de Rajoy sería clave para desenmarañar la verdad. Pero somos conscientes que conociendo al personaje sería un trabajo inútil. Dicho esto y para todos aquellos que no se resignan a pasar página a esta etapa negra y quieran saber más sobre todas las cuestiones que Rajoy no recordará o no contestará os sugerimos que os deis una vuelta por este enlace donde se podrá encontrar un amplio repertorio documental sobre este juicio en particular y el Caso Gürtel en general. Va por todo vosotros.

 

Mucha más información y personajes en Los Genoveses