Política

¿Dónde están y qué hacen los antiguos colaboradores de Rodrigo Rato?

Pese a su imagen de apestado, el exvicepresidente tiene a varios 'deudores de favores' colocados por el Gobierno de Rajoy en puestos clave

0
Mié, 22 Jul 2015

El expresidente de Bankia, Rodrigo Rato (foto TVE)



Rodrigo Rato es un hombre caído en desgracia que, a día de hoy, solo parece disfrutar de pequeños privilegios como entrar a los juzgados de Plaza de Castilla por la puerta de atrás. El exvicepresidente del Gobierno, a quien el Partido Popular subió a los altares ungiéndole como la lumbrera responsable del "milagro económico", parece hoy ser un apestado a quien nadie conoce ni recuerda.  O eso parece, porque el Estado montado por Mariano Rajoy tras su victoria en 2011 se nutre sobre todo de altos cargos que en su día empezaron su carrera gracias al designio de Rato y le deben muchos favores, tal y como demuestra el exhaustivo documento elaborado por nuestra web colaboradora, Los Genoveses.

Rodrigo Rato nombró a seis secretarios de Estado en los ocho años que estuvo junto a Aznar. Dos de ellos, ahora ocupan una cartera de ministro: Cristóbal Montoro y Luis de Guindos. Otro, José Manuel Fernández Norniella, está también imputado por el Caso Bankia. El cuarto y el quinto han sido elegidos para dirigir empresas públicas de la SEPI: José Folgado es presidente de Red Eléctrica Española y Elena Pisonero preside Hispasat. El sexto, Juan Costa, es el único que se libra, pues está apartado de la vida pública tras acompañar a Rato en su andadura en el FMI, aunque su hermano, Ricardo Costa, es más conocido por sus vínculos con la Gürtel en Valencia.


El exconsejero de Sanidad Manuel Lamela. Foto: Comunidad de Madrid



Directores de Gabinete
Rato también nombró a varios directores de gabinete, a los que se les concede cargo de subsecretario de Estado. El primero, José María Roldán Alegre, preside ahora la Asociación Española de Banca (AEB) y fue durante 13 años director general de Regulación del Banco de España. De Pisonero, ahora en Hispasat, ya hemos hablado. Otro de ellos es Jaime Pérez Renovales, mano derecha de Soraya Sáenz de Santamaría como subsecretario de Presidencia, y experto en puertas giratorias. Hasta que la vice le eligió, estuvo en el Banco Santander, donde acaba de volver una vez más. Manuel Lamela también estuvo en este grupo y son famosos sus problemas con la justicia por presuntas incompatibilidades cuando fue consejero de Sanidad de Esperanza Aguirre, época en la que protagonizó la persecución contra el doctor Montes. La última de la lista es Gloria Viana, a quien Montoro nombró en 2011 directora de la Agencia Tributaria, en cuyo mandato se aprobó la Amnistía Fiscal.

En la categoría de subsecretarios de Estado cabe recordar el nombramiento de Miguel Crespo Rodríguez para la legislatura de 2000 a 2004. Más tarde, en 2010, cuando Rato desembarcó en Caja Madrid, le nombró secretario general y del Consejo de Administración de dicha entidad. Con el resultado de que también estuvo imputado por el caso Bankia en un primer momento, aunque el juez al no apreciar indicios de delito en su actuación le desimputó.


Elvira Rodríguez, presidenta de la CNMV.



Secretarios y directores generales
En el campo de secretarios generales y directores generales, Rato demostró una gran capacidad de nombramiento, pues seleccionó a un total de 13. Dos de ellos están ligados a Rajoy hoy en día. Elvira Rodríguez fue directora general de Presupuestos entre 1996 y 2000. Luego fue ministra de Aznar y más tarde fichada por Esperanza Aguirre para presidir la Asamblea. Desde 2012, con apoyo del actual Gobierno, preside la CNMV. Y Rosa Sánchez, fiel a De Guindos, es desde 2013 secretaria general del Tesoro y Política financiera, vicepresidenta del FROB, consejera del Banco de España y también de la CNMV.

En este grupo también está Manuel Lagares, a quien Rato luego nombró como director de participadas del BFA de Bankia. En un primer momento estuvo imputado por el juez Velasco, pero en julio de 2013 ante la falta de indicios de delito, se le desimputó en el caso Bankia. Y Álvaro Rengifo, que fue director general con Rato, ahora es consejero de Bankia por nombramiento de José Ignacio Goirigolzarri, sucesor de Rato al frente de la entidad. Y no hay que olvidarse de Juan José Güemes quien, además de miembro del gabinete de Rato, fue secretario general de Turismo del 2000 al 2003. Luego fue repescado por Esperanza Aguirre para varias Consejerías y ahora preside el Centro Internacional de Gestión Emprendedora del Instituto de Empresa.


Jura del cargo de Ramón Aguirre, con Soraya Sáenz de Santamaría y Cristóbal Montoro.



La CNMV y el ICO
En lo que se refiere a presidentes de la CNMV, destaca el caso de Pilar Valiente, que tuvo que presentar su dimisión por su implicación en el caso Gescartera. Sin embargo, en 2012, Cristóbal Montoro la recuperó para que fuera la directora adjunta de la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF), que es el organismo encargado de investigar muchos de los casos de corrupción vinculados al PP. Y como presidente del ICO (2000-2004) está el caso Ramón Aguirre, que siempre ha mantenido relaciones cordiales con Rato y que desde 2012 es presidente de la SEPI gracias al beneplácito del Gobierno de Rajoy.

Más allá de su afición por elegir sus nombramientos entre los cuerpos más conservadores del Estado (Abogados del Estado, Técnicos Comerciales, Inspectores de Hacienda), Rato ha demostrado su afición por rodearse estos años de personas de su estricta confianza, capaces de favorecer a los sectores económicos más vinculados a sus intereses.

Y, sobre todo, destaca la capacidad de Esperanza Aguirre para, durante su etapa como presidenta de la Comunidad de Madrid, buscar acomodo para los ex altos cargos que Rato fue nombrando y dejando atrás. Pero también los pocos miramientos que ha tenido el Gobierno de Mariano Rajoy para seguir encumbrando a aquellos a los que Rato ayudó a iniciar su carrera política. Personajes que ahora están en cargos relevantes y con capacidad para mover hilos.

 

Marcos Paradinas es redactor jefe en ELPLURAL.COM