Política

Los ultras, dispuestos a derramar sangre por España, aprovecharán su manifestación en Barcelona para acudir a la beatificación de 522 mártires de la Iglesia

Temor ante los posibles “daños y desórdenes públicos” que pueda ocasionar la extrema derecha en Cataluña

7
Jue, 3 Oct 2013

Cientos de ultraderechistas durante la manifestacion convocada por Falange Espanola y el Nudo Patriota Espanol en Defensa de la Unidad de Espana, llevada a cabo esta tarde por las calles de Madrid, en defensa de la unidad de Espana. EFE Cientos de ultraderechistas durante la manifestación convocada por Falange Española y el Nudo Patriota Español en Defensa de la Unidad de España, llevada a cabo esta tarde por las calles de Madrid, en defensa de la unidad de España. EFE



Una delegación de La España en Marcha, la plataforma compuesta por La Falange, Nudo Patriota Español, Alianza Nacional, Movimiento Católico Español y Democracia Nacional, acudirá a la ceremonia de beatificación de los 522 mártires de la Iglesia Católica que se celebrará el 13 de octubre en Tarragona. Lo harán, aprovechando el viaje que un día antes les llevará a Barcelona para defender la españolidad de Cataluña.

La ruta de los ultras
En concreto, los ultras pretenden llegar a Barcelona el sábado 12 de octubre a las 10 de la mañana. Para ello, en las diferentes páginas web que dan cobertura a este grupo radical de extrema derecha se ofrece la oportunidad de acudir a la ciudad Condal en autocar. Así, quien desee “defender a España ante los perros catalufos” puede
optar por ir a Barcelona y volver a Madrid el mismo día (este tipo de viaje se oferta por 30 euros), o realizar una “peregrinación” a Cataluña durante dos días (previo pago de 100 euros y con el compromiso de asistir a la ceremonia de beatificación).

“Homenaje a España” en Barcelona
Los ultras que se decante por la segunda opción partirán a la 1 de la madrugada del día 12 de octubre desde Madrid y harán una parada en la catedral de Zaragoza. Será a las 11 de la mañana cuando se juntarán en el barrio de Montjuic con el resto de integrantes de La España en Marcha. Su objetivo es realizar a lo largo de todo el día un “homenaje a la bandera de España” y “defender la “unidad de la Patria”. Será en la madrugada del día siguiente cuando este grupo de radicales se desplace a Tarragona para rendir tributo a los “mártires de la persecución religiosa de los años treinta”.

Temor ante los incidentes
Numerosas entidades catalanas ya han advertido  de que las movilizaciones de los ultras en Barcelona pueden “generar daños y desórdenes públicos”, temiendo asimismo que cientos de personas tomen la vía pública para realizar  una “exhibición pública del fascismo españolista”. Por su parte, la España en Marcha ha dejado claro a través de su líder Pedro Pablo Peña que “si es precisa la lucha armada, pues entonces la lucha armada. No se va a escindir un territorio español de España sin que haya sangre”.

Miedo en la Iglesia de base     
La asociación cristiana de base ‘Església plural’ también ha alertado sobre el “riesgo” de que se desplacen numerosas personas a Cataluña para participar el 12 de octubre en las movilizaciones violentas que tendrán lugar en Barcelona y que un día más tarde acudan a la ceremonia de beatificación donde está previsto que  se realice una conexión en directo con el Papa Francisco para rezar el Ángelus.

“Trampa de la Conferencia Episcopal”
Es a través de un editorial firmado por Josep Torrents donde ‘Església plural’ denuncia el peligro de la presencia de "grupos de extrema derecha españolista" en una artera operación preparada por la máxima autoridad eclesiástica: “No acabamos de entender cómo el arzobispo Pujol (Jaume Pujol, arzobispo de Tarragona), la Conferencia Episcopal Tarraconense e incluso la Abadía de Montserrat hayan caído en esta clara trampa que desde Madrid, impulsada por la Conferencia Episcopal española, se les ha tendido”.

 

Marcos Paradinas es redactor jefe en ELPLURAL.COM