Política

Rajoy presume de 'calmar' a los mercados mientras la prima de riesgo española se dispara

El líder del PP vincula la mejor situación económica de España respecto a Grecia o Italia con el 20-N, no con las medidas del Gobierno

0
Lun, 14 Nov 2011

Para el presidente del PP, y a pesar de la excesiva duración de la campaña, ya que ésta no arrancó hace diez días, sino hace meses, una conclusión clara es que la simple convocatoria electoral ha sacado a España de ese grupo de países cuya deuda soberana y problemas de financiación les estaba condenando al rescate o a cambios drásticos, como Italia o Grecia. Rajoy se ha expresado así esta tarde en una conversación con los periodistas que están cubriendo la campaña, según recoge EFE.

Dotes para 'calmar' a los mercados
El candidato del PP ha presumido así ante los periodistas de que los mercados verán bien que haya un nuevo equipo al frente del país, con las ideas claras y con un programa de actuaciones y decisiones muy definido. También ha explicado que su gabinete, liderado por Jorge Moragas, ha mantenido estos días diferentes contactos y conversaciones con personas de los entornos de la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, incidiendo en que se opone a una Europa de dos velocidades. Sin embargo, el partido de Merkel,
la CDU, ha dado este lunes un nuevo paso hacia el modelo de las dos velocidades al aprobar una moción interna para agilizar los mecanismos de salida del euro.

La prima española, en máximos a las puertas del 20-N
Además, Rajoy se ha jactado de sus dotes para 'calmar' a los mercados en un día negro para la deuda española, y ello a pesar de las noticias que según los analistas valorarían los mercados, esencialmente los cambios políticos en Italia y Grecia con la llegada de tecnócratas al poder.  La prima de riesgo española cerraba la sesión de este martes en 432 puntos básicos, marcando un nuevo máximo desde la creación del euro, mientras que el Ibex-35 caía un 2,15 %. La deuda italiana tampoco levantaba cabeza y su prima de riesgo se mantiene en interés al borde del rescate con 490 puntos básicos, y ello a pesar de que se apunta que el BCE podría haber vuelto a comprar bonos de los países periféricos para frenar la sangría.