El objetivo de la denuncia es la retirada de todas las calles con nombres ligados al Franquismo. Foto: ELPLURAL.COM



El juzgado de Instrucción número 16 de Madrid considera que se cumplen los requisitos legales para admitir a trámite una demanda contencioso administrativa que solicita la eliminación de 186 calles franquistas en la capital de España. A partir de ahora y por indicación del juez, el Ayuntamiento de Madrid tiene 20 días para aportar el expediente administrativo correspondiente. El tenaz abogado memorialista Eduardo Ranz, autor de la demanda, considera que ahora “serán los jueces, y no los políticos, los que decidan sobre la Ley de Memoria Histórica”.

Una victoria muy trabajada por este abogado que lleva una ardua pelea con las diferentes Administraciones y con instituciones como la Iglesia para hacer cumplir la Ley de Memoria Histórica y que los símbolos, nomenclaturas, honores y diferentes hitos conmemorativos referidos al franquismo se eliminen del paisaje urbano y de los libros oficiales de distinciones.

Demanda admitida
En concreto, lo que ahora el Juzgado de Instrucción número 16 ha admitido a trámite requiriendo al Ayuntamiento para que se explique en cuanto a este tema, es la demanda que presentó Ranz el 24 de noviembre de 2015. Esta demanda reclamaba “se obligue al Ilmo. Ayuntamiento de Madrid, a la elaboración de un catálogo de vestigios relativos a la Guerra Civil y Dictadura, en el municipio”.

Contra vestigios de la sublevación militar
También se instaba a la retirada inmediata “de escudos, insignias, placas, derechos y honores, u otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación de la sublevación militar, y represión de la dictadura, así como a la ”.

El Ayuntamiento del PP no contestó
Previamente, el 14 de abril de 2015 el letrado presentó el Derecho de Petición ante el Ayuntamiento. Y con fecha 22 de julio de 2015, el consistorio fue requerido para dar respuesta a la petición. En ninguna de las dos ocasiones se produjo respuesta. Para el abogado “el Ayuntamiento de Madrid, además de no cumplir la Ley de Memoria histórica, está vulnerando la Ley Orgánica 4/2001, de 12 de noviembre, reguladora del Derecho de Petición”.

Obligaciones municipales
Eduardo Ranz recuerda que “las dos únicas obligaciones de los ayuntamientos en materia de simbología franquista, son la elaboración de un catálogo de vestigios, y la retirada de los símbolos de exaltación de la guerra civil y dictadura. Las administraciones con su inacción, están retrasando resolver un problema que tras 40 años de democracia, se sigue sin resolver en Madrid”.

Desconcierto en el último pleno
Si bien esta falta de acción municipal denunciada venía hasta hace poco tiempo producida por el Ayuntamiento regido por la popular Ana Botella, lo cierto es que en el último pleno municipal cundió el desconcierto cuando los concejales de Ahora Madrid decidieron abstenerse en la votación de una moción de urgencia que había presentado el Grupo socialista en el sentido de eliminar del callejero los nombres de personas o hechos relacionados con el franquismo.

Quieren un debate de alto nivel
La explicación que dio entonces la portavoz del Ayuntamiento, Rita Maestre, fue que el asunto, por su importancia, merecía un pleno específico en el que debatieran todos los grupos. La propuesta del PSOE que no salió adelante, planteaba un plan para delimitar las calles y espacios que tuvieran una clara mención a acontecimientos o personas relacionados con la dictadura; y sustituirlos por nombres relacionados con reivindicaciones históricas de la defensa de la dignidad y los derechos humanos.

Plan de DD.HH y Memoria Histórica
Este miércoles 9 de diciembre en que se conmemora el Día Internacional de los Derechos Humanos la alcaldesa madrileña Manuela Carmena tiene previsto presentar un Plan de Derechos Humanos para el Ayuntamiento que preside. Este Plan incluirá “la aplicación de la vigente Ley 52/2007 de Memoria Histórica, denostada durante los últimos gobiernos municipales", según ha hecho público en un comunicado el grupo municipal de Ahora Madrid.