De las elecciones catalanas de mañana opina todo el mundo. Desde entrenadores de fútbol reconocidos más o menos, hasta deportistas, escritores, periodistas y... la Iglesia. Uno de los más activos es el arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, que a principios de esta semana decidió involucrarse haciendo un llamamiento para participar en una vigilia de la que informamos en ELPLURAL.COM. Entonces, y como aperitivo, en la convocatoria, el siempre polémico cardenal, se mostró partidario de la unidad de España frente a los que abogan por la independencia de Cataluña.

Tras aquello, llegó el día señalado -este viernes-. Por si su posicionamiento no había quedado claro, justo antes de que se cerrase el período pre jornada de reflexión, al igual que los partidos políticos con sus mítines y fiestas de final de campaña, Antonio Cañizares cumplió con el llamamiento de unos días antes y dirigió su particular fin de fiesta de campaña en forma de vigilia.

Aforo completo
El escenario fue la catedral de Valencia. Con un aforo completo y entregado, en su homilía se mostró seguro de que Dios “quiere la unidad”. No sorprendió su afirmación porque, al fin y al cabo, lo respaldó con un “es lo que le es grato, aunque nos empeñemos en obrar lo contrario, por razones que nada tienen que ver con el Evangelio”.

Entre el público asistente que abarrotó el templo cabe subrayar la presencia del delegado del Gobierno en la región, Juan Carlos Moragues. Sin embargo, el propio Cañizares negó tras el oficio religioso que el mismo respondiese a motivación política alguna, sino que todo respondía a cuestiones de fe.

Proclamas ¿religiosas?
A pesar de aseveraciones como esta, el cardenal hizo diferentes alusiones a quienes “no tienen la culpa” refiriéndose a los partidarios de continuar en España y que, según él, “van a sufrir por una división” a la que les conducen “algunos ebrios de poder”. Sin duda, Antonio Cañizares se metió de lleno en la batalla política -es el único representante de la Conferencia Episcopal en ofrecer su opinión al respecto- aunque, con una afirmación de ese tipo, da por hecha la victoria de los que defienden el independentismo.

Pidiendo por los políticos
Del mismo modo, y a pesar de como decimos negar carácter político al acto, también hizo referencia a la clase política pidiendo a Dios su intercesión para que “conceda prudencia, valor y acierto a nuestros políticos y gobernantes”; saco en el que añadió además a las instituciones del Estado y “de todas las comunidades autónomas”. El objetivo final debe ser, a su juicio, hallar una solución “justa y razonable” a la situación creada en Cataluña.

Como colofón de la vigilia de este jueves en la catedral de Valencia, Antonio Cañizares dio las gracias a los fieles que abarrotaban el recinto por su presencia con un “ánimo y adelante. De verdad es muy consolador y muy esperanzador”.