El expresidente de las Cortes Valencianas, Juan Cotino, aparece en la lista de clientes de Banco de Madrid investigados por posible blanqueo de capitales. En esa relación están también los hermanos Flores, los empresarios conocidos por la organización de la macrofiesta del Madrid Arena, en la que murieron cinco jóvenes.

Una transferencia de un millón de euros
Cotino aparece en el listado de Banco Madrid, vinculado a la empresa Alquería Dolores, en la que aparece como administrador y en la que posee el 60% de la empresa; también constan como apoderados sus sobrinos Vicente y José, implicados presuntamente también en escándalos de financiación ilegal del PP valenciano. Según adelanta El Mundo, que cita a fuentes policiales, esta firma recibió en Banco Madrid una transferencia de un millón de euros “de procedencia desconocida”.

Según la investigación, Banco Madrid no identificó el origen de la transferencia del millón de euros, y si tenía relación con algún escándalo de corrupción, como el caso Gürtel, como era su obligación.

Dimitió bajo sospecha de irregularidades
Cotino, expresidente de las Cortes Valencianas y exdirector general de la Policía durante el Gobierno Aznar, se vio forzado a dimitir por las adjudicaciones de la Generalitat a la empresa de su familia, Sedesa, por 830 millones de euros en diez años, así como por su papel en la organización de la visita del papa a Valencia en 2006, investigada en el marco del caso Gürtel.

El nombre de Cotino también está vinculado con el caso Metro de Valencia, después de que víctimas de ese accidente, en el que murieron 43 personas y 47 resultaron heridas le acusaran de intentar silenciar presuntas irregularidades.

Los Flores y el millón y medio desde Panamá
Los hermanos Flores aparecen también en el listado de clientes de Banco Madrid investigados por posible blanqueo de capitales. Los investigadores han puesto la lupa sobre la venta de una parte de su empresa a una sociedad panameña sin titulares conocidos, lo que podría esconder un alzamiento de bienes para dispersar sus propiedades tras el escándalo del Madrid Arena. En el caso de los Flores aparece una transferencia desde Panamá por 1,4 millones de dólares.

Desde el entorno de Miguel Ángel Flores se ha aclarado que se trató de una ampliación de capital de Diviertt, la empresa organizadora de fiestas, que tuvo lugar antes de la tragedia.

El patrono de la Fundación del Barcelona Club de Fútbol, en la lista
No son los únicos nombres conocidos, aparece, además, el patrono de la Fundación del Barcelona Club de Fútbol, Ramón Palau, que movió fondos procedentes de Andorra a Banco Madrid mediante Sicav, según la investigación.