La atleta olímpica toledana, Vanessa Veiga, integrante de la candidatura del Partido Popular al Ayuntamiento de Toledo en las elecciones municipales del 24 de mayo, ha sido condenada por “amenazas y vejaciones injustas” a la profesora y tutora de su hija, según recoge la sentencia dictada por la titular del Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción Nº 4 de Toledo, María Jiménez Zurdo, a la que ha tenido acceso ELPLURAL.COM. La sentencia condena a la ganadora del maratón de Madrid de 2013 e integrante de la selección española de esta prueba en los Juegos Olímpicos de Londres, a la máxima pena prevista por el artículo 620 del Código Penal, a veinte días de multa con una cuota diaria de 6 euros.



Hecho probados
Los hechos ocurrieron el 17 de diciembre de 2014 en el colegio público "Valparaíso" de Toledo, hasta donde Vanessa Veiga acudió para hablar con la tutora de su hija en compañía de su madre y de su esposo. La conversación derivó en una discusión en la que la atleta y aspirante a concejala golpeó con los nudillos una mesa de un aula mientras pronunciaba insultos vejatorios contra la profesora, como: "No quiero verte más y voy a hacer todo lo posible para echarte del centro”. “Voy a coger un megáfono y a decirle a todo el mundo lo dañina que eres”. “No pararé hasta machacarte". “Te voy a arrancar los ojos”. Todo ello “en presencia de la menor y sin que su madre Sagrario de Paz, ni su esposo Julio Rey, ni las otras dos docentes presentes, lograran tranquilizarla y evitar que golpeara fuertemente una de las mesas del aula con los nudillos, en su mismo afán intimidatorio”, subraya la magistrada en su exposición de hecho probados.

“Convertir a los docentes en enemigos”
La jueza Jiménez Zurdo hace hincapié en este último aspecto, y a pesar de que la cuantía económica a pagar en concepto de multa es simbólica, 120 euros, no así los argumentos esgrimidos por la magistrada para redactar su sentencia. “Lamentablemente, la acción se produjo en presencia de una menor y flaco favor haremos a nuestros hijos si convertimos a los docentes en sus enemigos transmitiendo el valor educación como dominación y no como vocación de servicio a la comunidad”, expresa en el fallo. Durante el juicio de faltas, Vanessa Veiga afirmó sentirse perseguida por el profesorado del colegio público "Valparaíso", en especial por la tutora de su hija.

Alabada por Cospedal
La deportista, que según reconocía a Efe llega a la política con mucha ilusión y se propone demostrar, si los toledanos le dan la oportunidad, “la cantidad de cosas que se pueden hacer para mejorar el deporte en esta ciudad”, es una deportista de referencia para la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores Cospedal. Y no es para menos, ya que Vanessa Veiga es una de las atletas españolas más laureadas. De ahí que la también secretaria general del PP subrayara de ella el “esfuerzo realizado  en la Maratón de Madrid; una hazaña que será un ejemplo a seguir para generaciones venideras”, concretó.

Una lista accidentada
A pesar de ser una falta, a pesar de que la cuantía es simbólica, el fondo de la sentencia deja muy tocada a la deportista, y más todavía al PP al ocupar el puesto número 12 en la candidatura al Ayuntamiento de Toledo encabezada por el exdelegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Jesús Labrador, del que está probado cobró sobresueldos del Partido Popular entre los años 2008 y 2011, si bien alguno de ellos lo recogió en su declaración de bienes de 2010. El caso es que Labrador percibió de Génova, por razones aún desconocidas (no ha dado explicaciones todavía a lo publicado por ELPLURAL.COM) y en concepto de “retribuciones dinerarias” y por “empleado por cuenta ajena”, epígrafes recogidos en las tablas de contabilidad del partido, cantidades próximas a los 30.000 euros.