Ciudadanos va a tener que esforzarse si quiere que los compromisos que asumió el Partido Popular para contar con su apoyo en la Comunidad de Madrid se cumplan, y no se queden en papel mojado. En este camino el partido de Rivera se ha encontrado con uno de los rostros más incómodos para el Gobierno de Cristina Cifuentes, su antecesor en el cargo, Ignacio González.

El líder de la formación naranja, Ignacio Aguado, anunció este lunes, según recoge El Boletín, que se reunirá en breve con la presidenta madrileña para “pedirle explicaciones acerca de la reciente incorporación de Ignacio González al Consejo Consultivo y fijar un calendario relativo al cumplimiento de los 76 puntos firmados en el Acuerdo de Investidura”. El Consejo Consultivo es un organismo que, supuestamente, asesora al Gobierno de la Comunidad de Madrid, una especie de Consejo de Estado, en el que se integran todos los expresidentes de la Comunidad que lo soliciten.

Apretar las tuercas
Aguado ha definido esta 'contratación' de González para este órgano, como “una falta de respecto” a los acuerdos PP-C's, que le resulta más sangrante, ha dicho, “especialmente en estas fechas de verano en las que la carga de trabajo es muy limitada y teniendo en cuenta, además, que existe un acuerdo para su eliminación”. Así mismo, se ha mostrado “convencido de que Cristina Cifuentes tomará medidas urgentes al respecto”.

El líder de C´s en la Asamblea de Madrid también ha expresado su enfado cargando contra Ignacio González, cuya decisión, ha dicho, demuestra “que sigue perteneciendo a la vieja política, donde prima el interés económico y personal por encima del interés general”.

La reunión pedida por Ignacio Aguado con Cifuentes busca que no se diluyan los acuerdos firmados entre Ciudadanos y el PP, y que quede fijado un calendario para marcar los plazos en los que se van a ir llevando a cabo cada una de las 76 medidas firmadas en el Acuerdo de Investidura.

Consejo Consultivo
La eliminación del Consejo Consultivo fue uno estos 76 compromisos firmados por Cristina Cifuentes para contar con el apoyo indispensable de Ciudadanos en la sesión de investidura.
Este órgano dispone de un presupuesto de 4.3 millones de euros anuales y, como hemos dicho, en él tienen un puesto vitalicio los expresidentes madrileños, que cobran a cambio un sueldo de 8.500 euros brutos mensuales.