[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"21657","attributes":{"class":"media-image size-full wp-image-208289","typeof":"foaf:Image","style":"","width":"645","height":"335","alt":"Imagen de la \u00faltima vez que se "}}]] Imagen de la última vez que se 'vieron' Cospedal y Bárcenas en el Juzgado de Instrucción número 4 de Toledo. Foto EFE



Desde este viernes, 27 de noviembre, el titular del Juzgado Nº 3 de Toledo, Florencio Rodríguez Ruiz, tiene sobre su mesa la solicitud de personación como acusación popular de la Asociación de Abogados Demócratas por Europa (ADADE), verdaderos especialistas en la banda corrupta Gürtel, que quieren saber todo acerca de la supuesta mordida de 200.000 euros que el PP de Castilla La Mancha recibió de Sacyr para financiar la campaña electoral de María Dolores Cospedal de 2007 a cambio de la millonaria concesión del servicio de recogida de basuras de la ciudad de Toledo, según declaración del extesorero del PP, Luis Bárcenas, en sede judicial ante el exmagistrado del Juzgado Nº 5 de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, quien realizó una pieza separada y envío a los juzgados toledanos esta “bomba de relojería” que apunta directamente a Cospedal, así como a sus más directos colaboradores, entre los que se encuentra el secretario general del PP castellano-manchego, Vicente Tirado.

Malas, muy malas, noticias para Cospedal
No hace falta recordar que ADADE fue la primera acusación, la primera acción pública que se ejerció en el caso de la corrupción generalizada más importante de los últimos 30 años que afecta directamente al PP de María Dolores Cospedal y de Mariano Rajoy, y que no tiene parangón con otros casos ya juzgados, como la Filesa socialista, o que en estos momentos lo están siendo, como son los ERES andaluces. Ni mucho menos. Y eso lo saben muy bien los “populares” castellano-manchegos, hallados en un sinvivir y cercados desde este viernes, como lo prueba el escrito de ADADE al que ha tenido acceso ELPLURAL.COM, y en el que recuerdan al juez Rodríguez Ruiz que las presentes actuaciones en las que piden su personación provienen, por inhibición, del Juzgado Central de Instrucción nº 5, el cual acordó mediante auto de fecha 23/3/2015 la formación de una pieza separada denominada “Expediente Servicio Limpieza de Toledo” y su inhibición a favor de los Juzgados de Instrucción de la Ciudad de las Tres Culturas. De ahí que mantengan que, al estar personados “en las referidas diligencias previas, en la llamada causa Gürtel, desde su nacimiento”, donde siguen ejerciendo la acusación popular en la pieza principal y en todas sus piezas separadas, “la personación en la presente causa es una mera extensión de la personación en el procedimiento del que proviene”. O dicho de otra forma, el juez toledano tendrá que admitir, sí o sí, a los abogados de ADADE como acusación popular.

Ni querella ni prestación de fianza
No cabe duda, Cospedal tiene un nuevo problema, y gordo. Ya no hablamos de causas sorteadas a través del plasma con su otrora amigo Bárcenas desde la cárcel. No, aquí estamos tratando con juristas acreditados y reconocidos que han visto en la supuesta mordida algo más que una sospecha; han visto claros indicios como así también los percibió el juez Ruz. Por eso recuerdan al magistrado toledano que no son nuevos en este culebrón corrupto de la mordida de los 200.000 euros, ya que no se trata “de comenzar la acción penal, sino de la incorporación a un proceso ya en marcha”, por lo que “no es exigible ni la querella, ni la prestación de fianza”, señalan en su escrito de personación que obra en poder de este periódico.

Más acusaciones populares
Pero ADADE no son los únicos abogados que piden estar personados como acusación popular en la supuesta mordida de los 200.000 euros, también la Asociación Observatori de Drets Humans que lidera el abogado Gonzalo Boye, es parte en esta causa y fue uno de los primeros en recurrir las alegaciones de los letrados de Luis del Rivero, expresidente de Sacyr e imputado en la mordida. La defensa del empresario entendía que el auto del magistrado Ruz sólo había calificado una presunta “prevaricación administrativa”, y nunca de “cohecho”, por lo que mantenían que no resultaba “conforme a Derecho variar la calificación judicial” realizada por Ruz y añadir a la prevaricación “la calificación jurídica de cocheo”. De nada sirvió, ya que el juez toledano no sólo admitió su recurso, sino que también le abrió las puertas para que ejerciera la acusación particular.

Cinco imputados, tres del PP
Ya lo adelantamos desde ELPLURAL.COM, el juez Rodríguez Ruíz tiene sobre su mesa un listado completo de imputados en la supuesta mordida de los 200.000 euros entregados por Sacyr al PP de Cospedal, siempre según declaraciones de Bárcenas, que llegó incluso a descartar que las donaciones de la caja B del PP, apuntadas por su puño y letra en los famosos “papeles de Bárcenas”, tuvieran un fin finalista (concesiones administrativas a cambio de las donaciones), salvo en Toledo: “La única operación irregular que se ha hecho aquí es la de María Dolores en Castilla La Mancha”, reconoció ante el extitular del Juzgado Nº 5 de la Audiencia Nacional, que decidió imputar al gerente del PP regional y actual responsable de los dineros, José Ángel Cañas; al vicealcalde de aquel entonces, Lamberto Pineda, así como al exalcalde “popular” de Toledo, José Manuel Molina, además de al expresidente de Sacyr, Luis del Rivero y a su sucesor en el cargo, Manuel Manrique.