El Ayuntamiento de Sabadell (gobernado por ERC, CUP, ICV, Podemos y otros) ha remitido a las entidades locales un informe, en el que se propone retirar el nombre de una plaza a Antonio Machado por considerarlo “españolista y anticatalanista”, y a Goya por ser representante de “un modelo pseudocultural franquista”. Tras el revuelo provocado por el documento, el alcalde de la localidad, Maties Serracant -de Crida per Sabadell, entidad en la que se integra la CUP-, ha asegurado, a través de un tuit, que “Machado se queda”.



Garcilaso de la Vega, Góngora, Calderón de la Barca...
La concejal de Cultura, Montserrat Chacon (ERC) fue la que encargó el informe al historiador Josep Abad con el objetivo de “comprobar si con la Ley de Memoria Histórica había que suprimir y sustituir algún nombre”. Pero el resultado es un documento surrealista que considera “franquistas” a grandes nombres de la cultura española, como Garcilaso de la Vega, Luis de Góngora, Calderón de la Barca y Mariano José de Larra.  Ni Francisco Goya se ha salvado de la quema.

El alcalde dice que "Machado se queda"
La concejala de Cultura ha aclarado que encargó el informe “para saber qué tenemos en las calles y disponer de una fotografía con la que comenzar a trabajar. Es una herramienta más, una propuesta. No significa que lo que el informe diga es lo que tengamos que hacer”. Sin embargo, el documento ha sido remitido a las entidades de la ciudad  para que valoren si deben hacerse los cambios propuestos.

Nombres franquistas y vinculados a Primo de Rivera
El alcalde de la localidad, Maties Serracant, ha asegurado, en su cuenta de Twitter, que “Machado se queda” y que de lo que se trata es de “eliminar del nomenclátor los nombres de los fascistas". Fuentes municipales, citadas por El Mundo, puntualizaron, sin embargo, que con su anuncio el regidor no pretende desautorizar el trabajo realizado por Josep Abad ni tampoco a la concejal de Cultura, quien preside la comisión que acordó encomendar la tarea al historiador.

El Ayuntamiento ha aclarado que el informe, "externo y no vinculante”, recoge seis nombres de autoridades locales franquistas y otras seis de la dictadura de Primo de Rivera.