Maruja Torres, la periodista que hasta el pasado mayo era una de las firmas más reconocidas del diario El País, ha cargado las tintas contra el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz. Dentro del consultorio de humor que protagoniza en la revista Mongolia, la escritora catalana no tiene reparos a la hora de afirmar que en una ocasión hizo sus necesidades acordándose del “ministro de la porra y la cruz”.

Recado a la autora de Cásate y sé sumisa
Así lo reconoce en una respuesta a la autora de Cásate y sé sumisa, Costanza Miriano, quien de forma ficticia se pone en contacto con Maruja Torres para conocer “por qué critica a las mujeres que quieren cuidar de sus maridos”. La respuesta de Torres no tiene desperdicio: “Que ganas tenía de ponerme en contacto contigo. El otro día estaba vomitando y me acordé de ti, pero luego me puse a cagar y lo olvidé, porque el ministro de la porra y la cruz ocupó ese rato. Ahora, en pleno concurso de eructos con una amiguita mía de siete años que te quiere matar, vas y me escribes. Lo nuestro está de Dios”.

La autora de Cásate y sé sumisa
Cabe recordar que en su obra Cásate y sé sumisa, Costanza Miriano, enseña a la mujeres la “obediencia leal y la sumisión hacía sus maridos”. Editado por el arzobispado de Granada, la autora no tiene reparos en defender el matrimonio como un “servicio” sólo apto para “mujeres sin miedo” a vivir “experiencias radicales”.

El ministro del Interior
Por su parte, Jorge Fernández Díaz, es miembro del Opus Dei y de la Sacra Orden Constantiniana de San Jorge -partidaria de ocultar la pederastia en la Iglesia-. Su cargo de responsabilidad no le ha impedido atacar los derechos de los homosexuales, oponerse al aborto y defender con pasión una mayor presencia de la religión en la vida pública. Además, desde el pasado mes de noviembre prepara una ley mordaza que en su versión inicial preveía multas de hasta 600.000 euros para determinadas manifestaciones y para quienes insulten a los policías, quemasen contenedores e hiciesen tratos con prostitutas en espacios públicos. Es por ello por lo que Maruja Torres define a Fernández Díaz como “el ministro de la porra y la cruz”.

La sinceridad de Torres
Esta no es la primera ocasión en la que la prestigiosa articulista expone sin reparos sus pensamientos políticos. De hecho, en enero de 2008 Torres lamentó que “por cada millón de personas que se manifestaba (en contra la Guerra de Irak) existían cuatro millones de hijos de puta que callaban sabiendo que iban a votar a Aznar. Años después, admitió sentir pavor antes las “damas del PP” y en especial contra Cristina Cifuentes, a quien calificó como “mitad madrastra, mitad soldado”.