Un anuncio de divorcio entre los Reyes Sofía y Juan Carlos “echaría por tierra todo el esfuerzo” que está haciendo Felipe para asentar su reinado; “sería absurdo torpedearlo todo ahora”. La afirmación proviene de una persona cercana a la Casa Real, que señala que el Rey saliente “es el primer interesado” en que la sucesión se consolide.

La Repubblica dio por inminente el divorcio
Hace unos días, el diario italiano La Repubblica daba por hecho la inminencia del divorcio y aseguraba que, incluso, Zarzuela haría público un comunicado. Fuentes próximas a la Casa Real, citadas hoy por La Otra Crónica de El Mundo lo niegan, aunque reconocen que el matrimonio de Juan Carlos y Sofía no va más allá de una relación cordial, “más ahora que hace un par de años”.

No han pasado el verano juntos
Los monarcas apenas se ven y no han pasado juntos el verano. La Reina Sofía ha estado en Mallorca gran parte de sus vacaciones, en compañía de sus nietos, y don Juan Carlos ha optado por quedarse en Madrid. Sólo ha tenido dos actos oficiales: la investidura de Santos en Colombia a principios de mes y el partido de la Selección de baloncesto en Granada.

De salud, el Rey va mejor
En cuanto a su recuperación, el Rey ya va a ratos sin bastón en su casa y ya no usa medicación para el dolor, aunque sigue practicando un plan de ejercicios personalizado, según ha reconocido su médico.

En agosto, el Rey Juan Carlos se ha encontrado con amigos. Ha salido a menudo a cenar y a comer al club Puerta de Hierro, al reservado de Horcher, al Paraguas... después de recuperarse de un “bajón de ánimo”, según una fuente cercana al monarca, citada por El Mundo. En esos encuentros con amigos, según la misma fuente ha quedado en evidencia que el matrimonio no “no iba a pasar junto más tiempo del protocolariamente necesario”.

"Se pueden sentar a comer juntos ... sin hacerse daño"
“Ahora están mucho mejor” que cuando el escándalo provocado por la cacería en Botsuana y Corinna. “Se pueden sentar a comer un día si coinciden en Zarzuela y hablar de sus hijos y de sus nietos. Se han serenado y han dejado de hacerse daño”, dicen las mismas fuentes cercanas a la Casa Real, según las cuales el divorcio nunca se producirá. “Salvo que haya algún factor externo que lo provoque, un enamoramiento o algo similar, pero son mayores para esas cosas”.