Jorge Moragas, el hombre en el que Rajoy ha descargado toda la responsabilidad sobre su propio futuro.., y en segundo lugar, el de su partido, es catalán. Barcelonés más concretamente, y diputado por esa circunscripción. Y en realidad, la prueba viviente de por qué la relación entre Cataluña y el PP es tan difícil.

Jorge Moragas, el catalán que 'vive' con Rajoy (Foto: PP)



Nos referimos al hecho, nada desdeñable, del poco caso que parecen hacer a su circunscripción ¿Qué pasa con Jorge Moragas? Que fue elegido, como decimos, en las listas de Barcelona. Pero Mariano Rajoy le eligió como su jefe de gabinete... Moragas, contrariamente a lo que era costumbre entre sus antecesores en ese cargo, incluido el que lo fue con José María Aznar, Carlos Aragonés, no dejó el escaño ante la evidencia de que no iba a poder cumplir con los dos trabajos.

Resultado, como se apuntaba en las últimas horas en Los Genoveses, página colaboradora de ELPLURAL.COM, Moragas no ha presentado ni una iniciativa parlamentaria. O lo que es lo mismo, los votos que le eligieron, quedan sin representación.

La situación se calca casi punto por punto, en el caso de José Luis Ayllón, diputado también por Barcelona. Como en el caso de Moragas, tan pronto como Rajoy nombró Gobierno, Ayllón marchó a la Moncloa, en su caso para acompañar a la mujer de la que ya era sombra como segundo del Grupo Parlamentario Popular en la anterior legislatura. Nos referimos a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, que le buscó hueco como Secretario de Estado de Relaciones con las Cortes.

Su abandono del electorado de Barcelona y sus intereses también hace eco del de Moragas: su ascenso a Moncloa no llegó acompañado de su abandono del escaño. Resultado, incapaz de cumplir en los dos cargos, cero iniciativas parlamentarias.

Como recordaban Los Genoveses, a lo largo de toda la legislatura, cuatro años ya, todo su iniciativa se ha limitado a realizar 10 preguntas escritas. O lo que es lo mismo, una pregunta cada cuatro meses. Todo esto al 'precio' de más de 120.000 euros anuales.

Mención aparte podría hacerse de la senadora catalana Alicia Sánchez Camacho. La expresidenta del PP catalán percibe como senadora un sueldo anual de 85.000 euros. Un dinero que completa su sueldo del partido... A cambio del sueldo que le pagamos entre todos directamente, como parlamentaria, Sánchez-Camacho nos ha devuelto una pregunta oral a lo largo de toda la legislatura.... Eso sí, y por si un aquel, hay que informar aquí que ha hecho otras, que después, sistemáticamente, ha retirado.

Todo esto claro, sin entrar en otro dato que resulta dañino para la imagen del PP entre los catalanes, hooligans del españolismo aparte. El único miembro del gobierno con una relación más estrecha con Cataluña, porque se crió allí, y allí se hizo político, Jorge Fernández Díaz, nació en realidad en Valladolid, y encarna el perfil del PP más duro en la relación entre 'catalanistas' y 'españolistas'.