El Gobierno de Alberto Núñez Feijóo dedicará menos dinero a gastos sociales este año, a pesar de que el presidente popular asegurara que blinda las partidas destinadas a Sanidad, Educación y servicios sociales. La bajada en el presupuesto será de ocho puntos y en los últimos tres años la Xunta de Galicia ha reducido en unos 495 millones los fondos.

Alumno aventajado de Rajoy
En 2012, el Gobierno de Feijóo dedicó 68,24 de cada cien euros de los Presupuestos de la autonomía a las políticas sociales, pero este año prevé gastar en Educación, Sanidad y servicios sociales 60,5 euros de cada cien, según datos de El País. El presidente gallego sigue a rajatabla la política de austeridad de la que presume Mariano Rajoy, a pesar de que la mayoría de las comunidades autónomas va precisamente en el sentido contrario y flexibiliza el gasto.

Entre las seis comunidades que dedica menos dinero a esas partidas
Según las comparativas anuales de los presupuestos autonómicos que realiza el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, Galicia pasa de estar, en 2012, entre las cinco comunidades que más dedicaba de sus presupuestos al gasto social a situarse entre las seis que menos dinero le reserva. Sin embargo, Feijóo ha presumido en varias ocasiones de que sus presupuestos serán los más sociales de la historia de Galicia y que serán “menos restrictivos que los anteriores”.

La reducción en los últimos tres años
El gasto sanitario, con 3.397 millones de euros para este año, ocupa el tercio de las cuentas públicas gallegas, pero es la partida social social que más peso perdió a lo largo de los últimos tres ejercicios: un 2,77%. Por su parte, Educación, con 2.046 millones, se reduce a una quinta parte de los presupuestos gallegos (un 2,54% menos) y el dedicado a protección y promoción social, pierde desde 2012 un 2,35%, quedándose en 752,38 millones.