El pasado mes de junio, unas fotografías de Cristiano Ronaldo bailando en un yate con un grupo de amigos reabrió el debate sobre la homosexualidad en el fútbol. Y es que la imagen del futbolista blanco con un amigo mientras le agarraba por la cintura en Saint Tropez llenó de comentarios homofobos las redes sociales; evidenciándose una vez más el machismo que impera en el deporte rey.

Imagen del futbolista blanco Cristiano Ronaldo con un amigo el pasado mes de junio mientras le agarraba por la cintura en Saint Tropez. Captura: La Sexta



Petición a la prensa
Ante tanto revuelo, el delantero portugués del Real Madrid Cristiano Ronaldo se limitó a criticar que la prensa se entrometiese en su vida personal, al tiempo que pidió que le dejen tranquilo. “Nunca hablo de mi vida privada, pero quiero aprovechar esta oportunidad para decir que en las últimas semanas la prensa ha intentado hablar mal de mí. Que tengo una nueva novia cada día, que hago esto, que hago aquello… ¡Dejadme tranquilo!”, suplicó el nueve blanco.

La foto
Una petición que fue desatendida. La prensa del corazón no ha parado de publicar imágenes del delantero con Ricardo, uno de sus mejores amigos. Desafiando los comentarios –muchos de ellos homófobos-, ahora Ronaldo publica una foto en Marruecos con otro amigo, Badr Hari, campeón del mundo de Kick Boxing.



Desafiando la homofobia
En la foto, Hari aparece en paños menores cogiendo a CR7 y bromeando que estaban recién casados. La supuesta boda con Cristiano revolucionó las redes sociales, y más aún desde que el propio futbolista retuiteó la foto.