No es lo mismo ser alumno de ESO en Cantabria que en Castilla-La Mancha. No, no es lo mismo, como tampoco es lo mismo enfermar en Castilla y León que ser paciente de la sanidad castellano-mancehga. No, no es lo mismo, ni es lo mismo ser dependiente en Extremadura, donde el Gobierno de Monago cumple con la ley, que necesitar el apoyo del Ejecutivo manchego presidido por María Dolores Cospedal. No, no es lo mismo, porque nacer o vivir en territorio de Don Quijote y requerir de la solidaridad y de la ayuda de la Administración es prácticamente imposible. Por eso la educación, la sanidad, la dependencia y la igualdad de oportunidades no son igual en todas las comunidades, sobre todo en la dirigida por la también secretaria general del PP, que ha ofrecido la región como conejillo de indias para realizar todo tipo de recortes y atentados contra la dignidad y la libertad de las personas. El último mazazo ( y van varios en este sentido) lo ha recibido un pequeño gran dependiente de 7 años de edad al que Cospedal le ha concedido una prestación de cero euros. Y como el algodón no engaña, ahí va el documento como prueba al que ha tenido acceso ELPLURAL.COM.

“Enésimo caso de escarnio”
En este sentido, el portavoz de la Plataforma en Defensa de la Ley de Dependencia, José Luis Gómez-Ocaña., reconocía a ELPLURAL.COM que esta ignominia es ya el “enésimo caso de escarnio con un niño gran dependiente por parte del Gobierno de Cospedal”. Y es que a Gómez-Ocaña le asiste la razón, porque nadie con un mínimo de dignidad puede entender que se le conceda cero euros de ayuda a un pequeño de 7 años de edad, diagnosticado con Trastorno del Espectro Autista (TEA) y valorado por el propio Gobierno de Cospedal como gran dependiente. Y no sólo eso, los responsables de este desaguisado le solicitan a la madre del niño, que no puede comer solo, ni sabe vestirse ni ir al baño, “documentación para justificar ese gasto de CERO EUROS”, concreta el portavoz.

¿Por qué sí en Extremadura y en CLM, no?
Un niño, en resumidas cuentas, que necesita una vigilancia constante las 24 horas al día porque no tiene conciencia alguna del peligro y de la situación y realidad que vive por lo que no se le puede dejar solo en ningún momento. Para más escarnio, este niño venía de Extremadura con una prestación económica para cuidados en el entorno familiar al considerar que la madre, en el paro, era la más indicada para dedicarse a su cuidado. “Pues bien, la Consejería del señor Echániz, que no podemos olvidar su condición, además, de Secretario Nacional de Sanidad y Asuntos Sociales del PP, le ha retirado esa prestación sin justificación alguna y se la sustitue por una prestación vinculada al servicio de cero euros”, declara indignado José Luis Goméz-Ocaña.

La abuela los acoge en su casa
Para esta mujer, madre de dos hijos, en paro y sin ingresos para mantenerlos, sólo le ha valido pedir a la abuela de los pequeños que los acoja en su casa. Abuela, según ha podido saber este periódico, que cuenta con una pensión de escasos 600 euros.Y todo porque el Gobierno de Cospedal y su ínclito consejero les ha negado el pan y la sal y, por supuesto, una ayuda social.

Un año y medio sin conceder prestaciones
De ahí que la Plataforma en Defensa de la Ley de Dependencia en Castilla-La Mancha no entienda el ensañamiento que el Ejecutivo que preside Cospedal está teniendo con los grandes dependientes y muy especialmente con los menores de edad, al mismo tiempo que denuncia que “la presidenta Cospedal lleva más de un año y medio sin conceder ni una sola prestación económica para cuidados en el entorno familiar, a pesar de que los trabajadores sociales siguen proponiéndola”, dice.

Quién mejor que unos padres para cuidar a su hijo
Y nadie entiene que Cospedal niegue y rechace el cuidado en el entorno familiar, obviando que nadie mejor que unos padres para cuidar a sus hijos, máxime si además están paro. No, el PP prefiere las residencias privadas por motivos que todavía en La Mancha se desconocen, no así en Alicante, donde la policía grabó conversaciones en las que el empresario Ortiz pide al Gobierno valenciano que deje de pagar a las familias con dependientes para llenar las residencias de su propiedad y de Cotino. ¿Está alguien haciendo negocio en Castilla-La Mancha? Todavía no lo sabemos. Lo que sí sabemos es de la pasividad del Cermi-CLM, plataforma de representación, defensa y acción de los ciudadanos españoles con discapacidad, que dirigida por José Luis Perales mira para otro lado ante la política devastadora de Cospedal, que para Goméz-Ocaña “ha sobrepasado todos los límites, tanto políticos como humanos”, para concluir instando al tal Perales “a abandonar el silencio cómplice con el que está actuando en estas situaciones, dejando a un lado el interés en forma de subvenciones recibidas (más de 9.000.000 de euros en lo que llevamos de legislatura) para ponerse al lado de muchas de las personas a las que dice representar y que como estamos demostrado, caso a caso, están siendo masacradas por el Gobierno de Cospedal.