La Secretaria de Comunicación del PSOE de Castilla-La Mancha, Esther Padilla, ha exigido a María Dolores de Cospedal, a los consejeros, los altos cargos y el personal eventual de libre designación del nuevo Gobierno que publiquen ya, de manera inmediata, en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha, la declaración de bienes, rentas y actividades que están obligados a hacer por Ley con motivo de su nombramiento.

Retraso de cinco meses
Y es que la Ley del Gobierno y del Consejo Consultivo de Castilla-La Mancha señala que la declaración de bienes, rentas y actividades debe completarse durante los 30 días siguientes a la toma de posesión de un cargo. En el caso del Consejo de Gobierno, esa fecha se cumplió a finales del pasado mes de julio. Sin embargo, y a pesar de que la declaración de bienes de los nuevos diputados en las Cortes de Castilla-La Mancha es pública desde el pasado 17 de octubre, a 6 de diciembre aún no ha sido enviada al Diario Oficial la correspondiente a los nuevos miembros del Gobierno, altos cargos y demás personal de confianza política nombrados por María Dolores Cospedal.

“Ni un minuto más”
En este sentido, la secretaria de Comunicación del PSOE castellano-manchego, Esther Padilla, declara a ELPLURAL que “el brutal recorte en los servicios públicos y en las condiciones salariales y de trabajo de los 70.000 empleados públicos de la Junta exige que ese acto administrativo, que depende de la voluntad del Ejecutivo, no puede esperar ni un minuto más”.

“Falsa austeridad”
Aún es más, Padilla recuerda que los socialistas denunciaron que esa publicación se estaba retrasando para evitar hacerla antes de las pasadas elecciones generales del 20 de noviembre. “Pero lo que no es de recibo es que Cospedal y los demás altos cargos del Gobierno estén haciendo un discurso basado en la falsa austeridad y mintiendo sobre los supuestos despilfarros de Gobiernos anteriores y no hagan, al mismo tiempo, el ejercicio de transparencia de publicar su declaración de bienes”, concreta la portavoz del PSOE.

Medio millón de euros en su cuenta
La negativa de María Dolores Cospedal de publicar su declaración de bienes, no impide, sin embargo, saber que la presidenta de Castilla-La Mancha fue en 2009 la político mejor pagada de España, con un total de 241.940,68 euros ingresados, así como que el saldo medio en sus cuentas corrientes a 29 de julio de 2010 alcanzaba la nada desdeñable cantidad de 508.822 euros (Pincha aquí para ver la declaración de bienes de Cospedal). Eso sin contar el cigarral que recientemente ha adquirido junto a su esposo, valorado en 2,5 millones de euros.

Un gobierno millonario
ELPLURAL.COM también sabe que tres de sus consejeros, que tampoco han presentado su declaración de bienes, declararon el pasado año un total de 439.337,89 euros, sin contar propiedades, plan de pensiones, seguros de vida, etc. Así las cosas, la actual titular de Agricultura, María Luisa Serrano, facturó cerca de 200.000 euros (Pincha aquí para acceder a su declaración de bienes), mientras que el Portavoz, Leandro Esteban, ingresaba en sus cuentas algo más de 119.000 euros (Pincha aquí). Por su parte, el consejero de Educación, Marcial Marín, registró 120.000 euros, de los que 20.000 correspondían a dietas por kilometraje (pincha aquí para ver su declaración de 2010).

“Cospedal no se aprieta el cinturón”
Ante estos datos, no es de extrañar, entonces, que la dirigente socialista denuncie que “hay 70.000 empleados públicos a los que les bajan el sueldo, dos millones de ciudadanos a los que nos quita servicios y conquistas sociales, y nos pide un esfuerzo. El esfuerzo que ella no hace. Por eso no quiere hacer pública su declaración de bienes, porque no quiere que los ciudadanos comprobemos que ella no se aprieta el cinturón”, señala a ELPLURAL.COM.

“¿Se van a bajar el sueldo?”
Finalmente, Padilla ha calificado, además, de “broma de mal gusto” que, ante los brutales recortes anunciados el pasado viernes, los miembros del Gobierno hayan dicho que renuncian a su paga extra de Navidad. “Lo que no han querido decir es qué va a ocurrir con sus salarios el año que viene. ¿Se van a bajar el sueldo un 10 por ciento, como les van a hacer al resto de trabajadores de la Administración regional?”, se pregunta.