La alcaldesa de Madrid, Ana Botella. EFE/Archivo La alcaldesa de Madrid, Ana Botella. EFE/Archivo



Ana Botella no ceja en su empeño de dejar al Ayuntamiento de Madrid sin las viviendas sociales que ocupan ahora mismo familias en riesgo de exclusión social. Primero intentó vender los pisos a la empresa catalana Renta Corporación Core Bussines, de la que es consejero el marido de María Dolores de Cospedal, Ignacio López del Hierro. Una operación que levantó polémica. Luego trató de venderlas a los propios inquilinos de las casas por una cifra astronómica para ellos, y, ahora, por último, la alcaldesa de Madrid quiere dejarlas en manos de varios fondos de inversión privados, pero saltándose la normativa administrativa, es decir,  sin convocar concurso público.

Se trata de pisos gestionados actualmente por la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS), una entidad pública que promueve desde hace más de tres décadas el acceso a la vivienda de los sectores con mayores dificultades, la concesión de ayudas para la rehabilitación y la gestión de los realojos sociales. ELPLURAL.COM se ha puesto en contacto con la EMVS para confirmar el estado de las negociaciones  sobre la operación de venta, pero hemos recibido como contestación que "la empresa no se va a pronunciar sobre este tema".

Una operación de 150 millones de euros
Un total de 18 edificios serían vendidos dentro de una operación que ascendería a un total de 150 millones de euros, un balón de oxígeno para el Ayuntamiento más endeudado de la Unión Europea. El desembolso de los fondos de inversión, sin embargo, llegarían sólo a 30-40 millones de euros, según adelanta El Confidencial, ya que el resto del importe forma parte de la subrogación de la carga financiera que tiene la cartera de edificios que se ha puesto a la venta.

El Ayuntamiento ofreció los pisos a los inquilinos a precio de mercado
El Ayuntamiento ha ofrecido la opción preferente de compra a los inquilinos, pero estos han considerado una tomadura de pelo que les ofrezcan comprar las viviendas a precio de mercado, es decir, entre 100.000 y 224.000 euros, según el tamaño de las mismas.

Botella negoció con una empresa de la que es asesor López del Hierro
Las familias denunciaron presiones por parte del Ayuntamiento para que firmaran su realojo en otro barrio de Madrid alejado del centro de la ciudad. “Nos ha llamado Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS) con tono amenazante. Nos decían que tengamos en cuenta que si no aceptamos el realojo podríamos quedarnos en la calle”, explicó a Público Juan Antonio, un vecino afectado.

Antes, Ana Botella había intentado vender las viviendas a la empresa Renta Corporación por valor de 21 millones de euros. Una operación polémica por ser consejero de esta empresa el marido de Cospedal, Ignacio López del Hierro.