Lentejas con verduras.

¿Con qué?

Medio kilo de lentejas, dos patatas, una zanahoria, una cabeza de ajos, una cebolleta, un tomate maduro, un hueso de jamón, vinagre y sal.

¿Cómo?

Dos horas antes ponemos las lentejas en agua con dos gotas de vinagre para que se ablanden. En una cazuela vertemos dos cucharadas de aceite y rehogamos la cebolleta cortada en cuatro trozos, las zanahorias cortadas en redondos, las patatas cortadas a cuadros y la cabeza de ajos, removemos bien todo y echamos agua, subimos el fuego, añadimos el hueso de jamón, el tomate pelado y las lentejas escurridas. Dejamos hervir treinta minutos, bajamos el fuego, salamos y comprobamos de cocción. Apagamos y dejamos reposar cinco minutos. Servimos en plato hondo y ponemos vinagre en la mesa.

Tomates con sardinas en conserva.

¿Con qué?

Seis tomates grandes de ensalada, una cebolleta, dos latas de sardinas en aceite, vinagre balsámico, aceite de oliva y sal.

¿Cómo?

Cortamos los tomates en triángulos y los situamos en una bandeja de ensalada, trinchamos la cebolla en tiras, salamos, colocamos las sardinas escurridas sobre las verduras y aliñamos con vinagre balsámico y aceite de oliva. Situamos en el centro de la mesa para que cada uno se sirva a su gusto.

Piña en rodajas.