Los Genoveses

Rajoy y Cataluña: de esos polvos vienen estos lodos

Quién es quién entre los genoveses catalanes y sus principales decisiones

272
Dom, 5 Nov 2017

El próximo 21 de diciembre se celebrarán las duodécimas elecciones autonómicas en Cataluña y las primeras convocadas por un Presidente del Gobierno de España bajo el amparo del la autorización dada por el Pleno del Senado para que el Rajoy pueda aplicar el articulo 155 de la Constitución.

Sin perjuicio del contexto político y judicial en el que se van a celebrar ( 9 ex Consejeros del Gobierno de la Generalitad en prisión, el ex Presidente Puigdemont y otros 3 Consejerose detenidos en Bruselas tras una orden europea de detención firmada por la juez Lamela de la Audiencia  Nacional, etc. ) hoy vamos a dedicar esta crónica a uno de los principales protagonistas de la actualidad catalana y española : El Partido Popular.

Y para ello nada mejor que para comenzar poner sobre el escritorio quienes han sido y quienes son sus dirigentes, cuáles han sido sus resultados electorales y sobre todo que políticas han perpetrado desde Génova 13, sede nacional y desde Carrer del Comte d'Urgell, 249, sede regional genovesa. La suma de todos estos factores ayudará mejor a entender el por qué de la escasa representación política e institucional que desde sus orígenes mantienen los populares en Cataluña.

7 Presidentes de usar y tirar

La refundición en 1989 de Alianza Popular en su nueva marca Partido Popular también se reflejó en sus organizaciones territoriales. En el caso de Cataluña afectó al nombre ya que su Presidente que lo venía siendo desde 1983, Jorge Fernández Díaz , se mantuvo en el cargo hasta que en 1991 fue relevado por sus enfrentamientos con Alex Vidal Quadras que acabó sustituyéndole “manu militari”. Desde entonces las tensiones internas dentro de las famiglias genovesas han sido una constante provocando cambios cíclicos entre sus dirigentes y sus políticas. De modo y manera que tras la ruidosa caída de Vidal Quadras después de 5 años en el cargo se fueron dando el relevo otros 4 Presidentes : Alberto Fernández Díaz (1996-2003), hermano de Jorge: Josep Piqué Camps (2003-2007) ex Ministro de Aznar y que dimitió por las presiones de Génova 13; Daniel Sirera Bellés (2007-2008), efímero Presidente que rápidamente fue sustituido por Alicia Sánchez Camacho (2008-2017) y finalmente el actual, Xavier García Albiol.

Pero como el lector se puede imaginar junto a estos 6 hombres y 1 mujer han surgido otros genoveses de postín que han sido también determinantes en las decisiones que la dirección nacional genovesa, de la mano de Rajoy, ha tomado en estos últimos años. Como muestra tres botones. El primero responde al nombre de Jorge Moragas Sánchez, actual Director de Gabinete de Rajoy y diputado por Barcelona desde el 2004 que desde la sombra y utilizando recursos y métodos poco transparentes y edificantes ha ido tejiendo una red de intereses buscando el enfrentamiento sistemático y ordenado con todos aquellos que no participaban de su discurso genovés. El segundo, Francisco Marhuenda García, ex Director de Gabinete de Rajoy durante la etapa en la que fue Ministro multiuso de los Gobiernos de Aznar y actual Director del periódico conservador “La Razón”. Sobre este tertuliano profesional no está de más recordar su confuso papel en la financiación irregular del PP en los primeros años 90. y la tercera y última, Dolors Monserrat Montserrat, actual Ministra de Sanidad y pregonera de los argumentarios genoveses que la pasan para tras memorizarlos recitarlos atropelladamente en todo tipo de platós.

Resultados electorales ruinosos

Pero junto al papel desarrollado por los dirigentes que acabamos de citar, uno de los reflejos más evidentes que indican el escaso peso del PP de Cataluña son sus propios resultados electorales que en lo que se refiere al Parlamento autonómico han sido una indudable rémora para el PP nacional. Valga como ejemplo las últimas elecciones del 2015. Su candidato a la Presidencia de la Generalitad, García Albiol, tras obtener 348.444 votos, es decir, un 8,50%, tan solo logró retener a 11 de los 19 que había logrado su predecesora Sánchez Camacho en las celebradas en el 2012. Como es natural, el susodicho no solo no se dio por aludido  sino que tiempo después fue designado por Rajoy como nuevo Presidente del PP catalán.

Pero en honor a la verdad hay que decir que sus malos resultados en las autonómicas no se diferencian mucho de los que obtienen en las generales y municipales que también están desde siempre muy por debajo de los que logran fuera de Cataluña. En las últimas generales del 2016, los mejores desde las del año 2000, apenas lograron un 13% de los votos (462.637), 20 puntos menos que los obtenidos a nivel estatal. En escaños el balance es aún más llamativo ya que de los 47 escaños que se elegían en Cataluña, los genoveses solo sumaron 6, de los que 4 lo fueron por la circunscripción de Barcelona. Y ya en las municipales la comparación es aún peor obteniendo sus peores resultados en las ultimas celebradas en el 2015 con apenas 234 mil votos y poco más de 214 concejales.

Di no al Estatuto de Autonomía

Pero sin duda la decisión más relevante tomada por el PP que ha situado a los genoveses catalanes en posiciones aún más marginales, tanto políticas, electorales como institucionales, está estrechamente relacionada con la posición que en el año 2006 mantuvo Rajoy, siendo Josep Piqué el Presidente Regional contra el nuevo Estatuto de Autonomía de Cataluña que tras haberse aprobado por las Cortes Generales se sometió a referéndum de los ciudadanos de Cataluña el 18 de junio de 2006.

Para los más olvidadizos conviene recordar que Piqué, bajo la tutela efectiva de Mariano Rajoy, no solo pidió durante la campaña del referéndum el "no" a la ciudadanía, organizando para ello numerosos mítines contra el nuevo Estatuto, sino que culminó con una recogida de firmas con el objetivo de que el nuevo Estatuto de Cataluña fuera sometido a referéndum en toda España y no sólo en Cataluña.  Su agresiva y costosa campaña logró apenas un 20% de los votos (533.742) frente al 73 % de los votantes que optaron por el si  (1.899.897).

Recurso al Tribunal Constitucional

Y en lógica con esta estrategia de confrontación, tras la ruinosa campaña del “Di que no”, bajo el patrocinio de Federico Trillo-Figueroa y Soraya Sáenz de Santamaría, presentaron mes y medio después de celebrarse el referéndum un recurso ante el Tribunal Constitucional con el objeto de frenar la tramitación y la entrada en vigor del nuevo Estatuto. Varios años después, el 28 de junio de 2010, el Tribunal Constitucional resolvió el recurso genovés.

Cuentan las crónicas que el resultado de la votación entre los 10 magistrados de los 12 que lo formaban (uno estaba recusado por el PP, Pérez Tremps y otro había fallecido en accidente, Roberto García Calvo)  fue de 6 votos a favor y 4 en contra, considerando la mayoría que era constitucional la mayor parte del texto, declarando 14 artículos inconstitucionales. Sea como fuere, el hecho cierto es que la sentencia, cuya última ponente fue la propia Presidenta María Emilia Casas,  tuvo que hacer verdaderos encajes de bolillos para “salvar” varios artículos del Estatuto sobre los que había dudas más que razonables sobre su constitucionalidad y que eran duramente cuestionados por el sector más conservador.

Un militante del PP al frente del Tribunal Constitucional 

Y en estas estábamos cuando un año y medio después de la sentencia del Tribunal, en diciembre del 2011 Rajoy era investido Presidente del Gobierno. Una de sus principales apuestas fue renovar el Tribunal Constitucional con el fin de garantizarse durante su mandato una sólida mayoría conservadora. Para ello toma dos decisiones. La primera es sustituir a los dos magistrados que le corresponden al Gobierno. Uno de los sustitutos es el juez de la Audiencia Nacional Enrique López López. Y la segunda fue promover para la presidencia del Tribunal al magistrado Francisco Pérez de los Cobos. El primero que tuvo que dimitir un año después tras ser detenido en un control de alcoholemia acabó siendo recusado por sus propios compañeros de la Audiencia Nacional por sus fuertes vinculaciones con el PP mientras que el segundo no le quedó otra opción, tras publicarse en el periódico El País, que reconocer que era militante del Partido Popular en Cataluña.

Declaración de independencia y aplicación del articulo 155

Pero la cadena de despropósitos no acabó aquí. Tras ganar tiempo y mirar para otro lado, Rajoy se encontró de lleno, como estaba previsto, que tras las elecciones autonómicas del 2015 la cuestión catalana se había polarizando sin retorno entre los constitucionalistas y los independentistas hasta el punto que los segundos en su huida hacia delante han declarado unilateralmente la República independiente de Cataluña cuyas consecuencias inmediatas se han visto reflejadas en la aplicación del articulo 155 de la Constitución y en las contundentes decisiones judiciales que han llevado  a varios Consejeros de  la Generalitad a la cárcel y al ex Presidente Puigdemont a Bruselas a la espera de que actúen también allí los tribunales de ese país.

Y finalmente, mientras todo esto sucede, el Partido Popular sin complejos y con el apoyo expreso de un buen número de medios de comunicación, tanto públicos como privados, utilizan el proceso independentistas en Cataluña para desviar, ocultar y tapar los numerosos casos de corrupción genovesa que están siendo juzgados en los tribunales. Continuaremos informando.

 

Mucha más información y personajes en Los Genoveses