El presidente de RTVE, José Antonio Sánchez, no disimula: "la entrevista a Pablo Iglesias fue dignísima e impecable, y Sergio Martín tiene todo mi apoyo". El máximo responsable de la televisión pública sabe para qué le han puesto y no se esconde, y a lo que se ve, quiere hacer sentir 'a los suyos' que está dispuesto hasta ir al ridículo con ellos con tal de demostrarles que son piña y no están solos.

"Una entrevista bien hecha"
Si no es así, resulta difícil justificar que alguien que es periodista pueda asegurar, como ha hecho él en la Comisión Mixta de Control de RTVE, que felicitar a un entrevistado por la excarcelación de etarras, como hizo el director del Canal 24 Horas, Sergio Martín, cuando entrevistó a Pablo Iglesias, "es una apostilla que entra dentro de la más absoluta normalidad en este tipo de entrevistas".

Captura de Pablo Iglesias en `La Noche en 24 Horas¨(TVE) Captura de Pablo Iglesias en `La Noche en 24 Horas¨(TVE)



Para Sánchez, el acoso al que se sometió al secretario general de Podemos "fue una entrevista dignísima y muy bien hecha". Febril declaración que ha concluido asegurando que "para acallar cualquier especulación digo que el señor Martín goza no solo de todo el apoyo de la dirección de informativos, sino también de este presidente. Fue una entrevista impecable y quiero felicitar a Sergio Martín y su equipo por la entrevista".

No es sólo chulería, es parte de la guerra que se vive en TVE por la libertad de información
Podría pensarse que es un arranque de chuleo y provocación, pero tiene una lectura más profunda que la que pueda derivarse del carácter del presidente de la Corporación. Hay que recordar aquí que el Consejo de Informativos (CdI) de TVE pidió la dimisión de Sergio Martín días después de la emisión de la entrevista con Iglesias. Y en estos momentos, ese organismo, el Consejo de Informativos, es el mayor enemigo tanto para la dirección de Informativos, como para el propio presidente, en la que, cada vez resulta más evidente, es su misión: poner RTVE a disposición de los intereses del Gobierno.

El enfrentamiento entre este órgano (hay que recordar que el CdI existe por ley, que su misión es velar por la independencia y la objetividad en las informaciones de los telediarios, y está formado por aquellas personas elegidas directamente por los trabajadores de Informativos de TVE) y la dirección vivió su momento más explosivo cuando, como contamos en ELPLURAL.COM, José Antonio Gundín, el nuevo director de Informativos, intentó cambiar a los jefes y subjefes de área para 'colocar' a sus más fieles. La respuesta espontánea de los periodistas, sin precedentes en la historia de TVE, consistió en realizar una sentada frente a su despacho.

El 24 horas con Sergio Martín, un historial de fracasos
Ya con Somoano el Consejo se había mostrado beligerante en la lucha por la independencia de los telediarios. Pero en la vuelta de tuerca que ha significado la llegada de este equipo de dirección el enfrentamiento ha subido varios escalones.

Por otro lado, a quien defiende el presidente de la Corporación, tiene un historial de errores que de por sí hacen dudar de su capacidad para el cargo. Como hemos contado en este periódico, el Canal 24 horas de TVE hizo el ridículo llegando tarde a la comparecencia de Gallardón en la que anunció que dimitía, a la aparición de Mariano Rajoy en donde estaba siendo tratada Teresa Romero, la enfermera infectada por el ébola, que llegó tarde este mismo lunes a informar sobre los sucesos que se han vivido en Australia de los que todas las cadenas llevaban buen rato informando cuando por fin ellos decidieron quitar el 'enlatado' para pasar al directo.