La extrema derecha lo ha vuelto a hacer. Este sábado, La España en Marcha (plataforma de extrema derecha compuesta por La Falange, Nudo Patriota Español, Alianza Nacional, Movimiento Católico Español y Democracia Nacional) realizó una capea en la que se quemaron “trapos separatistas” (en referencia a las esteladas, símbolo de los catalanes independentistas), así como retratos de Jordi Pujol y Artur Mas.

Barra libre
El evento, que se realiza por segundo año consecutivo, reunió a varios centenares de ultras que tras pagar cada uno de ellos 20 euros (precio que se redujo a 10 euros en caso de ser menor de edad) disfrutaron de una capea, comida y barra libre de cerveza. La fiesta ultra dio comienzo en torno a las 10 de la mañana y terminó al filo de la medianoche sin que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado impidieran la quema de retratos del presidente y expresidente de la Generalitat.

Promoción del acto
Todo ello a pesar de que La España en Marcha llevaba promocionando el acto a través de las redes sociales desde mediados del pasado mes de septiembre. Lo hacían a través de un cartel donde además se anunciaba que “el dinero recaudado" de esta actividad iría "destinado a cubrir los gasto del viaje en autobús a Barcelona el próximo 12 de octubre”, donde los ultras se manifestarán “contra el separatismo”.

Alardeando de sus intenciones
Horas antes de que diera comienzo la capea, las Juventudes de La Falange alardeaban de sus intenciones a través de su perfil en Twitter. “Ya preparada toda la basura que quemaremos mañana en la Capea. Que arda la estelada”, decían los radicales de extrema derecha adjuntando una foto en la que aparecía la bandera independentista así como retratos de Artur Mas y Jordi Pujol.

Pasividad de la Fiscalía
Pese a la promoción del acto, ni la Delegación del Gobierno en Madrid ni la Fiscalía actuaron al respecto. Y todo ello a pesar de que el año pasado, el fiscal general del Estado, Eduardo Torres Dulce, aseguró que la Fiscalía de la Sección de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo había promovido el inicio de diligencias después de que varios medios de comunicación se hicieran eco de la quema de banderas por parte de la extrema derecha. Cabe recordar que dirigentes de La España en Marcha han abogado públicamente por "la lucha armada" frente al "separatismo". De hecho, el líder de la formación ultraderechista, Pedro Pablo Peña, ha asegurado que "no se va a escindir un territorio español sin que haya sangre".

“La estelada arde”
Una vez finalizada la capea, La España en Marcha ha presumido de su actividad en diferentes plataformas de internet. “Y la Gran quema de trapos separatistas y las imágenes de los antiespañoles de Pujol y Artur Mas. Que arda la estelada”, afirman en las redes sociales. Además lanzan la siguiente advertencia ante la parsimonia de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado: “El 12 de octubre volveremos a pasar. Y arderán esteladas delante de los separatistas. La estelada arde en Madrid”.