Juana Rivas, la madre granadina en paradero desconocido desde hace veinte días, sobre la que pesa una orden de detención  por incuplir la orden de entregar a sus hijos al padre -condenado por malos tratos-, ha remitido una carta a las plataformas que se han concentrado este lunes en su apoyo. En ella dice dice que está huida, pero que no está haciendo "nada fuera de la ley". Representantes de las plataformas que han convocado la concentración ante los juzgados ha leído la misiva. La concentración ha reunido a un centenar de personas.

En su carta, Juana Rivas agradece el apoyo recibido ante la "pesadilla" a la que se enfrenta. Habla de fallos judiciales que han provocado su actual situación. "No tendríamos que estar así, ni nosotros escondidos ni vosotros manifestándos", dice. Lamenta que el convenio de La Haya esté "amenazando" a los dos hijos, de 11 y 3 años, en lugar de protegerlos. La madre pide a la justicia que socorra a unos niños "en peligro" y que el proceso judicial se "encamine" hacia la cordura y la coherencia.

"Mis hijos están en peligro. No es un desafío mi actitud, es la única forma que he encontrado a mi alcance como madre para proteger las joyas más preciadas de mi vida", concluye la carta leída en la concentración de Granada y firmada por Juana Rivas.

Errores judiciales

Francisca Granados, la asesora jurídica del Centro de la Mujer de Maracena (Granada) que ha atendido a esta madre desde que se trasladó a España en 2016, ha considerado un éxito las manifestaciones repetidas  por diferentes ciudades del país y ha dicho que todo responde a tres graves errores judiciales.

Ha recordado que la denuncia por maltrato que interpuso esta madre el 12 de julio del año pasado no ha llegado a Italia, país de procedencia del padre y donde residía la familia, y sigue "en un cajón". Por otro lado, portestan que la valoración de los menores se hizo por una psicóloga sin colegiar y no habilitada. Por último, reivindican que no se tuvieron en cuenta los informes trasladados a la Fiscalía que sí apreciaron riesgo en los niños si vuelven con el padre, Francesco Arcuri.

"Seguimos confiando en el sistema judicial español y esperamos que se reconduzca a la cordura todo esto", ha apuntado Granados, que ha confiado en que el Tribunal Constitucional responderá a su petición de amparo "con urgencia".

En la concentración celebrada en Granada se han vivido varios episodios de tensión por enfrentamientos verbales entre los convocantes y una decena de personas que portaban carteles con el lema "Amor de padre", lo que ha motivado la intervención policial. También la Policía Nacional ha desplazado a los concentrados que, inicialmente, se habían colocado en una de las entradas de la sede judicial de Caleta y que han terminado sus muestras de apoyo a Juana Rivas en la plaza situada frente al juzgado.