Tanto UGT como CCOO entienden que estas cartas individualizadas solo pretenden "amedrentar al personal". Sostienen que el comité de empresa ya ha elevado una serie de propuestas, que permitirían ese ahorro sin necesidad de recurrir a esta medida, y garantizando los servicios públicos.

No hay unanimidad
El equipo de gobierno ha lamentado que no haya unanimidad en los sindicatos a la hora de apoyar este plan de ajuste, ya que hay dos que sí han respaldado la propuesta.