El Telescopio

España sí es país para viejos

Las becas “Nos morimos por vivir” ofrecen cinco mil euros a un emprendedor de más de 60 años

8
Dom, 28 Mayo 2017

Seguro que recuerdan la película de los hermanos Coen, protagonizada por Javier Bardem, No es país para viejos. Un título que no se puede aplicar con justicia al nuestro, si tenemos en cuenta las últimas cifras publicadas por el Instituto Nacional de Estadística [INE] el pasado jueves. Según el informe “España en cifras”, el número de personas mayores de 60 años supera los 11,3 millones, es decir, un 24 por ciento del total de habitantes.

Sin embargo, en muchos sentidos son un segmento de población olvidado. Ser mayor no es “cool”, no queda bien en las fotos de Instagram y para lo único que parece servir en la sociedad de internet es para hacer bromas con respecto al tiempo que aparece el famoso “escribiendo” en la parte superior de whatsapp cuando chateas con tu madre.

Un estereotipo que se derrumba al conocer a personas como Charo Onieva. Esta mujer se pasea entre emprendedores, directivos de grandes multinacionales y periodistas como pez en el agua. Es imposible calcularle la edad y no seré yo quien cometa semejante atropello. Si algo le sobra es pasión y energía. “La vida empieza a los 50” es su mantra. Y lejos de quedarse en palabras, lo lleva a la práctica cada día. Es la CEO [sí, eso pone en su tarjeta de visita; no crean que eso ese término es válido solo para jóvenes] de Cincuentopía, “el portal para mayores de 50 con inquietudes”, según su propia definición. “Tratamos de dar visibilidad y ayudar a vivir mejor a los mayores de 50. Ayudarlos a sentirse mejor consigo mismos y, por ende, a envejecer mejor”.

Se trata de estar siempre mejor con uno mismo 

Por la actividad de su asociación, Charo está en contacto con muchos mayores que tienen el deseo de seguir haciendo cosas. “Leer el periódico en casa está bien, pero no es lo único”, afirma entre risas. “Hay posibilidades de dar rienda suelta a aquello que te gustó y te gusta, porque te va a ayudar a sentirte mejor contigo mismo, a reconciliarte con tu pasado. Se trata de estar siempre mejor con uno mismo”.

La edad perfecta para emprender

Incluso, los 60 puede ser una edad perfecta para emprender. Algo que ella conoce bien a través de su actividad en Cincuentopía. Por eso ahora se han unido a Coca-Cola, a través de Aquarius para lanzar el proyecto de becas “Nos morimos por vivir”. Esta iniciativa seleccionará a cinco emprendedores de más de 60 años que recibirán formación y podrán intercambiar experiencias durante cinco semanas hasta dar forma a su idea junto a cinco emprendedores jóvenes como Andoni Goicoechea, fundador de las hamburgueserías Goiko Grill. De esos cinco finalistas, el jurado elegirá al ganador, que recibirá la beca de 5.000 euros para desarrollar su proyecto.

Goicoechea, un venezolano que llegó de Caracas a Madrid para estudiar medicina, reconoce haberse sentido fascinado desde el primer momento por el proyecto. “Quizá porque tengo una sensibilidad mayor por haber estudiado Geriatría”. Aunque abandonó la carrera en el segundo año del MIR para dedicarse por completo a sus restaurantes, siente un vínculo especial con las personas mayores: “Son gente espectacular y muy agradecida. Estamos encantados de trabajar con mayores, no solo aprender de ellos sino tratar de enseñarles lo que sabemos”, explica.

Estamos encantados de trabajar con mayores, no solo aprender de ellos sino tratar de enseñarles lo que sabemos

Nos explica su papel en el proyecto, junto a otros cuatro jóvenes emprendedores. “Nos han invitado a dar el empuje y guiar el camino de lo que sabemos hacer y hemos hecho con éxito a estos mayores que tienen ganas, no solo del momento como nosotros, sino acumuladas de antes, de proyectos que no han hecho, de ideas que han tenido y les ha faltado el tiempo para realizar y ahora lo tienen y lo quieren hacer ya. Nuestra labor es guiarlos a hacer las cosas como a nosotros nos ha funcionado”.

Beneficio para todos

Y está seguro de que, a pesar de la extrañeza inicial, de esa colaboración se beneficiarán ambas partes. “Va a ser rarísimo dar consejos a personas mayores. Yo creo que ahí está el win-win: nosotros vamos a aprender de ellos seguro, como uno aprende cada vez que habla con un mayor. Y si es un mayor que además comparte contigo ese feeling de aprender, de hacer algo distinto, de hacer realidad un sueño, cambiar algo y causar un impacto, seguramente aprenderemos más de ellos”.

La idea de juntar a jóvenes con mayores surgió de la propia marca Aquarius. “Queremos transmitir autenticidad y eso tiene que ver no solamente con contar cosas, sino intentar que sucedan y que la gente participe de nuestra filosofía de marca”, explica Susana García, Marketing Manager de Aquarius.

Los mayores necesitan que haya marcas que también apuesten por ellos

García defiende la importancia de un segmento de la población que “tiene muchísimas ganas de seguir viviendo y necesita que haya marcas que también apuesten por ellos”. Por eso, asegura, han querido ir más allá del modelo de comunicación tradicional. “Hablamos de gente vital, que realmente quiere ponerle vida a los años y no años a la vida, que tiene ese espíritu de querer estar al cien por cien de uno mismo. Contar eso en una campaña en los medios, nos parece que no es suficiente”.

A pesar de que el proyecto nace con un planteamiento relativamente humilde, García confía en que se asiente en futuras ediciones y gane en importancia. “Nos encantaría que se repitiese otros años. Nos parece una propuesta muy bonita y, sobre todo, que puede hacer mucho bien por la sociedad. Nuestra idea es escalarlo y hacerlo cada vez más grande”.