Sociedad
Franciso Franco y Emilio Mola.
Franciso Franco y Emilio Mola.

Dos años y medio de prisión por hacer chistes sobre Carrero Blanco, la mano derecha del dictador Franco

La Fiscalía entiende que, con sus mensajes, la joven ha cometido un delito de enaltecimiento del terrorismo

841
Mié, 11 Ene 2017

44 años después de la muerte del que fuera presidente del Gobierno del dictador Francisco Franco, Carrero Blanco vuelve a ser tema de conversación. Y os preguntaréis, ¿por recordar sus decisiones que llevaron a años de represión? No. La respuesta correcta es la siguiente: porque a una joven le piden casi tres años de cárcel por haber publicado chistes en las redes sociales sobre el atentado que acabó con la vida de Carrero.

En 2016, a Cassandra (@Kira_95 en Twitter) le llegó una notificación judicial de la Audiencia Nacional por la que se la emplazaba a declarar en septiembre. La joven, aún estudiante, estaba acusada de un delito de enaltecimiento del terrorismo por mensajes como este:

Pero también por otros, ahora recogidos por la denuncia, en la que la joven escribió: "ETA impulsó una política contra los coches oficiales combinada con un programa espacial"; "Elecciones el día del aniversario del viaje espacial de Carrero Blanco"; "Kissinger le regaló a Carrero Blanco un trozo de la luna, ETA le pagó el viaje a ella"; o "Feliz 20 de diciembre" en referencia al día de 1973 en el que murió en un atentado de ETA. 

Lo primero que hizo fue informarse de las penas que suelen aplicarse por este tipo de delito, por publicar en Twitter mensajes que, según la opinión de la Fiscalía, fomentan o alientan a cometer actos de odio, violencia o terrorismo. "Yo me alteré mucho por todo lo que podía suponer una condena, por cómo podía afectar a mi carrera como estudiante y a mi futuro laboral", ha contado a ELPLURAL.COM

"Al ir a declarar el pasado 13 de septiembre y ver que se trataba de chistes de Carrero Blanco pensé que el asunto se archivaría sin más, dada la banalidad de la situación". Este es el clavo al que se agarró Cassandra pero la realidad fue diferente. "Me preguntaron si era la autora de los tuits y yo, sinceramente, no me acordaba de si yo había escrito todos esos tuits. Los repasamos todos uno a uno durante una hora de declaración", ha recordado.

El 4 de enero le notificaron vía telegrama que tenía que recoger el escrito de acusación de la Fiscalía y fue cuando llego la sorpresa: Cassandra se enfrenta a dos años y seis meses de cárcel, a lo que habría que sumarle tres años de libertad vigilada y ocho y medio de inhabilitación absoluta. Aunque en un principio se habló de enaltecimiento del terrorismo, Cassandra ha asegurado a este diario que ahora le acusan por un delito de humillación a las víctimas.

Ella no está para nada de acuerdo, pues no entiende que se proteja tanto a una persona con un pasado como el de Carrero Blanco. "A ver, víctima del terrosimos es; otra cosa es que él tampoco fuera un santo. Fue víctima de una organización terrorista como es ETA, pero él también era parte de otra organización terrorista", la dictadura de Francisco Franco. 

 

Apoyo en la redes sociales

Cassandra no sabía como reaccionar, donde buscara apoyo y decidió hacer público su caso en la misma red social donde había publicado los mensajes por los que ahora la acusan.

Entre los primeros en reaccionar, Gabriel Rufian, que se ha mostrado perplejo porque se pida una pena tan alta a alguien por criticar a una figura de la dictadura mientras que otras, como Billy El Niño, nunca se sentaron en un banquillo.

Pero también han mostrado su apoyo a Cassandra IU y su líder Alberto Garzón, que denuncian que la Fiscalía sigue actuando como lo hacían en el franquismo.

Junto a los políticos, decenas de usuarios anónimos han mostrado su malestar.

 

 

Natalia Castro es redactora de El Plural