La Cruz de los Caídos de Callosa de Segura (Alicante) ha sido retirada en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica en plena madrugada y con un fuerte dispositivo de seguridad ante los numerosos vecinos que se habían concentrado allí para impedir el traslado de la cruz. Ya se había intentado en tres ocasiones anteriores sin éxito.

Durante la retirada han sido detenidos dos jóvenes de Crevillent por dificultar el trabajo de los operarios. La Falange Levante ha dicho a través de su cuenta de Twitter que los dos detenidos pertenecían a esta formación de nostálgicos del franquismo y gravó el momento de la detención en vídeo.

Sobre las 4 horas han comenzado los trabajos previos del desmontaje por parte de cinco operarios municipales y a las 6:15 horas se ha conseguido quitar la cruz del pedestal y subirla a un camión grúa. Tras la retirada de la cruz han comenzado los trabajos para desmontar el pedestal, que es de mármol blanco, igual que la cruz.

Enfrentamiento entre los vecinos

En el momento en el que la cruz de los caídos se ha separado de la base, se han producido insultos entre una decena de vecinos favorables a la retirada, con gritos que incluían lemas a favor de la República, y otra decena de personas que querían la permanencia del monumento y han cantado desde los balcones 'Adiós con el corazón'.

Vecinos de Callos enfrentados durante la retirada del monolito franquista de Callosa del Segura. EFE

El equipo de gobierno tripartito (PSOE, IU y Somos Callosa) aprobó en marzo de 2016 la retirada del monolito en cumplimiento con la Ley de Memoria Histórica. La Cruz de los Caídos se encuentra en la Plaza de España, junto a la iglesia arciprestal de San Martín y el obispado defendía que la plaza era de su propiedad. Junto a la  Plataforma en Defensa de la Cruz defendía su carácter religioso.

Bajo el lema de 'José Antonio Primo de Rivera presente', este monumento fue levantado en la década de 1940, tras la Guerra Civil Española, para homenajear a los callosinos que murieron durante este conflicto y que estaban al lado del bando ganador. En septiembre de 2016 fue retirada tanto la mención a Primo de Rivera como las placas de la Falange, y a partir de ese momento únicamente permanecieron los nombres de los vecinos fallecidos, un listado que, para el PP (en la oposición) y los que se oponen, "no supone exaltación del franquismo a los efectos señalados por la Ley de Memoria Histórica".