El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, y la portavoz parlamentaria del partido, Soraya Rodríguez, abandonan el Congreso de los Diputados tras la primera intervención hoy del Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. EFE



Soraya Rodríguez, la portavoz del Grupo Popular Socialista, ha utilizado una palabra clave para valorar el discurso de Mariano Rajoy: "decepcionante". Y según ella lo que hemos visto ha sido un presidente "débil, falto de credibilidad" que "ha descrito un país que no es España".

Según ella la decepción ha llegado porque el jefe del Ejecutivo ni ha hablado de desahucios, ni de la privatización de la sanidad pública, y lejos de entender las muestras de "indignación generalizada de los ciudadanos" que les han llevado a la calle, se cree que eso se limitan a ser "quejas". "Los ciudadanos no se han podido ver reflejados en ese discurso", ha rematado.

Sobre el tema de la corrupción, Soraya Rodríguez ha mostrado su conformidad con negociar algunas de las propuestas que ha presentado Rajoy que "coinciden con las propuestas del PSOE",  pero lo más preocupante, ha dicho la portavoz socialista, no es tanto la corrupción como mostrar al exterior "que no importa lo que suceda, que no luchamos contra ella, que hay impunidad". En este sentido ha exigido más explicaciones al presidente del Gobierno sobre el escándalo Bárcenas, "el hombre cuyo nombre no ha pronunciado pero que ha sobrevolado toda la intervención del presidente". Una situación, ha rematado Soraya Rodríguez, que deja a un Rajoy "débil, sin credibilidad para impulsar y cerrar acuerdos".