Ruben Sánchez, portavoz de FACUA, periodista y activista social, entrevistado por ELPLURAL.COM



ELPLURAL.COM ha entrevistado a Rubén Sánchez, portavoz de FACUA y autor de un reciente libro publicado, 'Timocracia', un alegato contra el fraude y una llamada a que los ciudadanos se rebelen para defender sus derechos y den pasos para modificar la situación de abusos, estafas y fraudes. Pero con Rubén es imposible conversar sin que el análisis social y el político afloren con pasión, con sentimiento y a veces con educada vehemencia. No es nuevo, aunque se piense lo contrario, que su lucha de la defensa de los ciudadanos desde FACUA, siempre ha estado impregnada y complementada por un deseo de cambio y por un activismo, desde la independencia, pero eso sí, siempre sometida a transformaciones sociales para el eslabón social más débil. Este es Rubén Sánchez, en estado puro y, afortunadamente , “saliéndose del guión” ingenuamente preestablecido por el autor de la entrevista. Como siempre.

JLV: Rubén ¿Qué pretendes transmitir al lector con tu nuevo libro publicado, “Timocracia”?
RS: En la definición está su objetivo. Yo lo defino como una colección de armas para defendernos y, sobre todo, para que pasemos al contraataque. En esta sociedad, en la que tantos políticos son auténticos cómplices de quienes cometen los mayores abusos, donde quienes realmente tienen el poder son los multimillonarios que dominan las grandes empresas, es vital que los ciudadanos nos alcemos para luchar por nuestros derechos y cambiar las cosas. Desde el 21 de octubre, el libro podrá descargarse gratis y por entregas en Timocracia.com.

JLV: De lo leído hasta ahora percibo que denuncias la inacción e incluso la complicidad de los gobiernos con el fraude. ¿Es así con cualquier Gobierno? ¿Ves posibilidades de que este hecho cambie o pueda modificarse en un futuro inmediato?
RS: -Evidentemente, no. No tenemos más que echar la vista atrás para ser conscientes de que Reagan y Thatcher estaban absolutamente al servicio de los poderes económicos mientras que con Allende en Chile ocurría justo lo contrario (por eso lo asesinaron). Hoy ocurre igual. Hay políticos al servicio del pueblo, con sus errores, pero honestos, como ha ocurrido con Mujica en Uruguay o Evo en Bolivia. Y otros cuyo único objetivo es satisfacer a sus amos, enriquecer a sus amiguetes y encontrar una puerta giratoria lo más lujosa posible.

JLV: Pero aunque haya voluntad política inicial de erradicarlo, ¿tienen realmente capacidad quienes nos gobiernan de erradicar los fraudes a los consumidores?
RS: -Digamos que tienen un cierto margen de maniobra. No dudo de que gobernar sea mucho más difícil que reivindicar desde la oposición o desde una organización de la sociedad civil, pero estoy convencido de que se pueden cambiar las cosas y hacer frente a la presión de los poderes económicos y los gobiernos extranjeros que tienen a su servicio.

JLV: ¿Por qué la banca, las telefónicas y las energéticas son las grandes protagonistas de los fraudes masivos?
RS: Son ellas las que tienen el poder real y teledirigen las decisiones de nuestros gobiernos, por eso. Las privatizaciones y desregulaciones (mal llamadas liberalizaciones) que se han producido en España han traído subidas de precios, porque la competencia no existe cuando los sectores están en manos de oligopolios, y fraudes masivos, porque los políticos que tienen la responsabilidad de controlar el mercado son unos irresponsables que miran hacia otro lado.

JLV: Rubén, ejerces intensamente de portavoz de FACUA, participas en tertulias, protagonizas entrevistas en radio y televisión, tienes tu punto de activista... ¿cómo logras sacar el tiempo necesario, y además de tranquilidad y de concentración, para escribir un libro?
RS: -Siempre se saca tiempo cuando lo que haces te ilusiona. Por culpa de esa estafa que llaman crisis y de las políticas que se han llevado a cabo en los últimos años, en este país hay gente que necesita tres trabajos, con sueldos de miseria, para lograr llegar a fin de mes. Es a ellos a los que preguntaría cómo lo consiguen y de dónde sacan tiempo para tener vida.

JLV: Tengo la impresión de que siempre has tenido un perfil progresista pero el compromiso político se escenificó ,al menos más nítidamente, a partir del movimiento 15-M y más aún, tras la formación y nacimiento de Podemos
RS: -Llevo desde los 19 años participando en política. Siempre he defendido que la política no sólo se hace desde los partidos, sino también desde los movimientos sociales. Hay tres formas de ejercer de contrapoder: como periodista en un medio comunicación, como activista en un movimiento ciudadano o dentro un partido político, ya sea desde la oposición o desde el Gobierno, porque el poder real no lo ostentan los que ganan las elecciones y lo difícil es no venderse a él cuando se gobierna.

A mediados de la década pasada, FACUA pasó de ser una asociación de consumidores andaluza a constituirse como organización de ámbito estatal. El intenso trabajo que desarrollamos y la estrategia de comunicación que diseñamos nos permitió adquirir una relevancia social inédita en España en los movimientos que luchamos por los derechos de los consumidores (y que luego superaron, en el ámbito de la problemática de los desahucios, Ada Colau y los compañeros de la PAH, por los que siento una profunda admiración).

Evidentemente, mi discurso político con 41 años no es el mismo que cuando tenía poco más de 20 y empecé a aparecer en medios de comunicación hablando en nombre de FACUA. Pero la visibilidad de ese discurso ha crecido por la mayor presencia de mi organización en los medios y por la popularización del uso de las redes sociales, donde desde mis cuentas tanto en Twitter como en Facebook expreso mis ideas personales, más allá de mi papel en FACUA. Y además, también hubo algo que potenció la visibilidad de mis ideas políticas personales, y fue que Jesús Cintora confiara en mí para incorporarme a la mesa de análisis de “Las Mañanas de Cuatro”. Allí, por cierto, conocí a Pablo Iglesias, sobre el que estoy seguro de que ibas a hacerme la siguiente pregunta.

JLV: (Risas) Efectivamente, porque tengo la sensación de que está defraudado con la formación de Pablo Iglesias. ¿Es así? Y si lo es, ¿por qué?
RS: -¿Defraudado? ¡No, en absoluto!, nunca me había atraído lo más mínimo participar en un partido político. Y he estado demasiados años acudiendo a las urnas para ejercer mi derecho democrático pero con la amargura de no confiar en ninguna formación para darle mi voto. Con Pablo cambió todo. Era, junto a Ada (Colau), una de las personas que muchos veíamos en televisión y pensábamos que si saltasen a la lona de la contienda electoral crearían expectativas de cambio real.

Pablo (y esto no lo he contado nunca) me pidió que me presentara a las primarias de Podemos a las elecciones europeas. Y le dije que no, que votaría a Podemos pero que creía que mi papel como activista ciudadano era más útil en FACUA. Ha pasado muy poco tiempo pero ha llovido mucho desde entonces. En Podemos se han cometido errores, pero no tantos como para que haya dejado de confiar en que representa una auténtica posibilidad de cambiar las cosas en este país. Es más, Pablo volvió a llamarme hace unos meses para que me incorporara a su candidatura a las primarias para concurrir a las elecciones generales. Volví a decirle que no, pero te aseguro que esta vez me costó hacerlo. La decisión no me resultó fácil.

JLV: ¿Qué análisis hace de Podemos y su futuro?
RS: -Prefiero ver a Podemos convirtiéndose en el principal partido de la oposición durante los próximos tres años (no creo que la próxima legislatura dure más) para ganar las elecciones de 2018 que gobernando con el PSOE si éste logra más votos.

JLV: ¿Izquierda Unida, la confluencia non nata y el futuro de la izquierda, ¿cómo lo ve?
Admiro a mucha gente de IU y siempre he respetado su proyecto pero nunca lograron generarme ilusión. Siempre tuvieron el hándicap de que habían nacido para no ganar jamás unas elecciones generales. Yo comparto buena parte de sus planteamientos políticos, de su utopía, pero su estrategia no ha sido la más acertada. Debemos ser realistas para lograr lo imposible, como decía el Che. Así que mi apuesta es otra. Y no necesito que un partido intente convencerme de que representa los intereses del pueblo frente a los de las élites económicas recordándome a todas horas que es la auténtica izquierda.

JLV: ¿Cree que Ciudadanos es la nueva derecha pero con más modernidad?
RS: -Ciudadanos es la apuesta del IBEX 35, un experimento al servicio de los poderes económicos impulsado por estos cuando empiezan a tener miedo de que la hipótesis Podemos puede convertirse en el partido que gobierne. Algo que ocurre cuando la derecha clásica está demasiado podrida de corrupción y la seudoizquierda que interpreta el PSOE corre el riesgo de hundirse. Hacía falta fabricar otra marioneta por si el bipartidismo acaba siendo sustituido por otra cosa.

'Timocracia', nuevo libro de Rubén Sánchez, un alegato contra el fraude y una llamada a que los ciudadanos se rebelen para defender sus derechos



JLV: ¿Hacia dónde camina el PP? ¿Y el PSOE?
RS: -Todo depende del resultado de las generales. Si el PP logra volver a gobernar, no descartaría una refundación con Albert Rivera al frente. Sería la operación de marketing perfecta. Y si el PSOE no consigue regresar al Gobierno, creo que Podemos podría hacer realidad el sorpasso y ser el partido más votado en las siguientes elecciones.

TEST
JLV: Le digo que vamos a hacer una apuesta y un vaticinio político para las elecciones generales de 20 de diciembre. En este punto acordamos que quien menos se acerque al resultado final invitará a una 'caña' y media ración de chocos en el barrio sevillano de Triana. Hay acuerdo pero me contesta con truco. Está claro, quiere que invite yo.

JLV: Resultados aproximados elecciones generales en porcentajes:
-Los cuatro partidos más votados obtendrán un 28%, 26%, 22% y 16%. Las siglas del primero y el segundo comienzan por “P”. Creo que es suficiente “para que te quedes con la boca abierta si acierto”.

Rubén Sánchez es un cinéfilo empedernido. Destaca tres películas, tres directores, tres actores y tres actrices:
-Cinéfago, más bien. Son elecciones que dependen mucho del momento y del estado de ánimo (bueno, como todas), pero ahí van:
Películas: El dilema (The Insider, EEUU, 1999), Acción civil (A Civil Action, EEUU, 1998) y El indomable Will Hunting (Good Will Hunting, EEUU, 1997).
Directores: David Fincher, Christopher Nolan y Alejandro Amenábar.
Actores: Kevin Spacey, Robin Williams y mi amigo Alberto San Juan.
Actrices: Jane Fonda, Rosario Dawson y Esperanza Aguirre.

Un lugar para perderse:
-Notting Hill.

Un plato:
-El arroz con leche que hacía mi abuela María.

Un sueño:
-Seguir haciendo realidad mis sueños.

Un amigo, dos o tres:
-Muchos, afortunadamente, pero sobre todo Alejandro, José Antonio y Olga. Sé que siempre están ahí si los necesito.

Una afición:
-Contestar a trolls en Twitter.

Una asignatura pendiente:
-Aprender a bailar, pero nací con dos pies izquierdos.

Un político que admire:
-Ada Colau.

- Una persona:
Olga Ruiz, la secretaria general de FACUA.

Y así y así, hablando y hablando, disfrutando de tertulia, casi nos olvidamos a lo que venía Rubén y he ido yo, a presentar "su libro", 'Timocracia'.

 

* Juan Luis Valenzuela, historiador y periodista, es coordinador de ELPLURAL.COM