Política
Emblema con simbología franquista situado en el puente de Santiago de Zaragoza.
Escudo de España del Puente de Santiago de Zaragoza, en el que puede verse la leyenda "Una, grande y libre", el Águila de San Juan, el yugo y las fechas.

Zaragoza dice adiós al 'Una grande y libre'

El Ayuntamiento impulsa la retirada de dos escudos con simbología franquista situados en el Puente de Santiago

1K
Dom, 9 Jul 2017

El Ayuntamiento de Zaragoza, en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica y con el objetivo de avanzar en la democratización del espacio público, ha iniciado los trámites para la retirada y sustitución de dos emblemas franquistas ubicados en el Puente de Santiago.

Uno de ellos es el escudo de Navarra con la cruz laureada de San Fernando. Precisamente, a finales de 2016 la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales del Gobierno de esa comunidad autónoma, Ana Ollo, remitió una misiva al alcalde, solicitando su retirada. En la carta se explicaba que "la cruz Laureada fue concedida a Navarra en 1937 por el dictador Francisco Franco como reconocimiento a los voluntarios navarros que apoyaron el golpe militar de 1936". La consejera destacaba en su escrito que "considerada como un símbolo que legitima la violencia como instrumento en defensa de las ideas políticas (...) la laureada representa, en definitiva, unas ideas que la sociedad navarra de hoy no comparte". Este fue el motivo, precisamente, por el cual, el parlamento navarro aprobó en 1981 la retirada de esa cruz laureada de San Fernando del escudo de Navarra.

 El otro emblema que se pretende retirar, y que ha sido denunciado por numerosas entidades memorialistas, está situado en la parte izquierda del puente. Se trata de un escudo de España que incorpora la leyenda "Una, grande y libre", el Águila de San Juan, el yugo y las fechas.

El Puente de Santiago, que se inauguró en 1967, fue una obra singular en su tiempo. En su embocadura meridional (paseo Echegaray y Caballero), se encuentran dos machones de piedra de Calatorao, situados a cada uno de los lados y en su parte superior hay un recordatorio histórico para futuras generaciones, fundamentado en escudos fundidos en bronce que recuerdan las provincias por las que discurre el rio Ebro.