Política
Gürtel-Púnica
Pío García-Escudero en un acto de Fundescam organizado por la trama Gürtel

Las groseras pruebas de que Fundescam estaba detrás de la organización de actos del PP

La confusión era tal que Correa facturaba eventos políticos indistintamente a la fundación o al partido

279
Mar, 10 Ene 2017

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, negó el lunes que Fundescam, una de las fundaciones  vinculada al PP de Madrid, financiase campañas electorales del propio partido. Tras la publicación por parte de El Confidencial de que el sumario de la Púnica investiga si Fundescam costeó campañas electorales del PP incurriendo en un delito electoral entre 2010 y 2014, Aguirre contestó en rueda de prensa que "no" se había producido financiación irregular y que la causa está bajo secreto de sumario. Lo que es innegable es que el que fuera su tesorero de confianza, Beltrán Gutiérrez, está imputado en el marco de la Púnica por financiación ilegal. 

En el caso del PP y las sospechas sobre el uso que hizo de Fundescam (Fundación para el Desarrollo Económico y Social de la Comunidad de Madrid) llueve sobre mojado. Esta fundación, que se nutría de fondos públicos y aportaciones privadas de empresas (algunas de las cuales recibían contratos del Gobierno regional) ya fue señalada inequívocamente por la Fiscalía Anticorrupción en 2010. La Fiscalía dio por probado que el PP había financiado ilegalmente las campañas electorales de 2003 y 2004 pero dejó de lado el presunto delito electoral porque ya estaría prescrito. 

De aquellos lodos…
El Gobierno del PP en la Comunidad de Madrid reaccionó al señalamiento de la Fiscalía en el marco de la Gürtel negando la mayor pero anunciando el cierre de Fundescam, que siguió en cualquier caso operando como si tal cosa hasta que ha aparecido de nuevo salpicada por otra investigación judicial, esta vez la Púnica. A pesar de las reiteradas negaciones del partido ELPLURAL.COM ha accedido a documentos que manejaban las empresas de la trama Gürtel a la hora de organizar actos del PP y en los que se muestra inequívocamente que detrás de eventos internos estaba Fundescam. No se ocultaba: groseramente, los populares celebraban cónclaves de partido con carteles encargados a la Gürtel en los que figuraban tanto el logo de Fundescam como el del PP de Madrid.

El objeto de la fundación era el desarrollo económico regional no el patrocinio opaco de actos de la formación. Así lo alertaba un informe de la UDEF en el que se alertaba de que la fundación camuflaba "la verdadera actividad de financiación de actos electorales del Partido Popular con supuestos actos de promoción al desarrollo económico y social". "FUNDESCAM recibe fondos de empresas privadas adjudicatarias de obras o servicios públicos y parte de esos fondos se destinan a financiar actos realizados en las campañas electorales del Partido Popular. De esta forma los estados contables de FUNDESCAM y del propio Partido Popular reflejan un desajuste derivado en el primer caso de la imputación de gastos que no obedecen a su actividad declarada, y en el segundo de la no inclusión en las partidas de gastos de los costes en los que ha incurrido con motivo de la realización de actos de campaña por parte de la sociedad SPECIAL EVENTS alterando con ello la imagen fiel de las operaciones que realiza una entidad que deben ofrecer las partidas y balances contables", explicaba la UDEF.

Actos de partido con el logo de Fundescam
En 2003 se celebraron elecciones autonómicas en Madrid –al final fueron dos por el ‘tamayazo’ que permitió gobernar a Aguirre– y el año precedente estuvo plagado de actos preparatorios de la cita. El 20 de mayo de 2002 se celebró en Pozuelo de Alarcón un Foro-Debate del PP de Madrid en la zona de oeste, con el entonces secretario general del partido, Javier Arenas, como principal invitado. Allí se dieron cita los pesos pesados del partido entonces: Jesús Sepúlveda, Arturo González Panero y Guillermo Ortega (los tres imputado por la Gürtel), Ricardo Romero de Tejada (imputado por las tarjetas 'black' de Caja Madrid), Isabel Mariño, Paloma Adrados o Pío García-Escudero, que era presidente tanto de la formación en Madrid como de Fundescam y mantiene la plena confianza de Mariano Rajoy, de hecho es el presidente del Senado. También estaban nombres como Miguel Ángel Villanueva, que llegó a teniente-alcalde de Madrid o el exalcalde de Sevilla la Nueva y exdiputado regional Mario Utrilla, ambos investigados en la Púnica. Asisitió asimismo el controvertido David Pérez, ahora en la alcaldía de Alcorcón (en el alambre por sus declaraciones machistas
y también salpicado por la Púnica) o Mariano Pérez-Hickman, exsecretario del Comité Electoral del PP de Madrid y concejal durante 20 años en Pozuelo. La estrella de aquel acto era Javier Arenas, entonces secretario general del PP nacional y actual vicesecretario de Autonomías y Ayuntamientos del partido. Un cargo popular que asistió confirma a ELPLURAL.COM que aquel fue un evento del partido cerrado, exclusivamente con cargos del partido, por lo que nada pintaba Fundescam a la hora de figurar como patrocinador.

La contabilidad de la trama demuestra que los actos de partido reales para los que la Gürtel hacía actos se mezclaban indistintamente con los que se tapaban con Fundescam. En los documentos aparecidos en un ordenador de uno de los cabecillas políticos de la trama a los que ha accedido ELPLURAL.COM aparecen así conceptos como “Asamblea Local” asociados a diferentes municipios junto a otros como “Foro, Javier Arenas”, el aludido anteriormente del 20 de mayo en Pozuelo de Alarcón. La trama facturaba indistintamente al PP o a Fundescam. De hecho aquel acto de Pozuelo y otros similares de esa misma época patrocinados por Fundescam como muestan los logos de las traseras fueron finalmente abonados en 2007 por el PP de Madrid tras demandar la trama a la formación. No hubo juicio porque los populares llegaron a un acuerdo para asumir el pago. 

Instrucciones directas a la trama
ELPLURAL.COM desveló en 2014 las pruebas de cómo el PP de Madrid daba “instrucciones” a empresas de la trama Gürtel para falsear facturas relacionadas con actos electorales que les habían organizado y derivarlos a Fundescam con conceptos ficticios como “cursos y seminarios”. El Mundo difundió después que había hasta un manual en Power Point que el PP de Madrid remitía a las agrupaciones locales para ilustrarles sobre financiación irregular.