Comunicación
The Guardian recoge la condena a Cassandra Vera por sus tuits de Carrero Blanco.

España en la prensa internacional: “Una mujer, condenada a cárcel por hacer chistes sobre la era de Franco”

‘The Guardian’ se hace eco de la sentencia a Cassandra Vera por tuitear sobre el asesinato de Carrero Blanco

7K
Jue, 30 Mar 2017

La noticia de la sentencia contra Cassandra Vera, la tuitera que colgó 13 chistes sobre el asesinato del jefe del Gobierno franquista, Carrero Blanco, ha sorprendido más allá de nuestras fronteras. La información la recoge el diario británico The Guardian, con el titular: “Una mujer, condenada a cárcel por hacer chistes sobre un asesinato en la era de Franco”.

“Un tribunal español condenó con la cárcel el miércoles a una joven por publicar chistes en Twitter sobre el asesinato en 1973 de una figura de alto rango en la dictadura franquista”, señala The Guardian, para aclarar, un par de párrafos después que “es poco probable que vaya a la cárcel porque los condenados por crímenes no violentos con una sentencia de menos de dos años no son encarcelados”.

“Vera publicó 13 tweets entre 2013 y 2016 sobre el asesinato del almirante Luis Carrero Blanco, quien era el primer ministro del dictador Francisco Franco y su heredero aparente. Fue asesinado en un atentado con coche bomba en Madrid el 20 de diciembre de 1973, llevado a cabo por el grupo separatista vasco Eta”, añade The Guardian.

“El caso ha planteado cuestiones sobre la libertad de expresión en España y Vera ha recibido mucho apoyo. El líder del partido de extrema izquierda Podemos, Pablo Iglesias, la acompañó a su juicio”, subraya. De hecho, The Guardian recuerda que “incluso la nieta de Carrero Blanco atacó la medida por parte de los fiscales para acusar a Vera y someterla a juicio, diciendo en una carta enviada al diario El País en enero que aunque las bromas eran de mal gusto no eran dignas de tal acción legal”.

“‘Tengo miedo de una sociedad en la que la libertad de expresión, por lamentable que sea, puede llevar a penas de cárcel’, escribió Lucia Carrero Blanco”, concluye The Guardian.