La concejal de 'Málaga Ahora', en éxtasis sobrecogedor, pide a su líder que la "ilumine”

El Partido Humanista se hace con la marca con la que concurrió Podemos en el Ayuntamiento de Málaga y lo “capta” con ritos de sectas

308
Sáb, 4 Mar 2017

Podemos se presentó a las elecciones municipales de la capital malagueña bajo la marca denominada “Málaga Ahora”. Como todas las marcas blancas que impulsó el partido morado, suponía, al menos en teoría, la agregación de distintas formaciones y colectivos. El resultado que depararon las urnas fue positivo. De los 31 ediles de la corporación, Málaga Ahora obtuvo 4 concejales, convirtiéndose en la tercera fuerza política, superando a C,s e IU,y  todo ello en un consistorio con el PP en minoría.

Crisis y abandonos en el grupo municipal
Pero los días de vinos y rosas fueron efímeros. Las primeras divisiones afloraron y el único concejal miembro de Podemos, Juan José Espinosa, abandonó la formación pasando a ser edil no adscrito. Parece surrealista que un hombre afín a la corriente de Pablo Iglesias, haya dejado la marca municipal que Podemos creó. Críticas recíprocas por la administración de los fondos del grupo, filtraciones cainitas a la prensa y denuncias de autoritarismo de las tres concejalas que quedan, han deparado la ruptura total,

Así las cosas, el grupo municipal se compone ahora de tres concejalas. Una abogada independiente, Ysabel Torralbo procedente del movimiento antidesahucios y dos ediles más sin vinculación a Podemos, Isabel Jiménez y Rosa Galindo.

"Dueños" de Málaga Ahora
Es esta última la que protagoniza de nuevo una polémica con tintes extraños y de sectarismo. Y es que Rosa Galindo es la concejala que manda y dispone de la marca Málaga Ahora desde su militancia en el intrigante Partido Humanista. En un proceso degenerativo, los humanistas se están haciendo con todo el poder institucional en la capital: tres concejales y una diputada provincial. Sectores críticos a la marca han revelado que Málaga Ahora está registrado a nombre de Rosa Galindo.

Control finanzas, locales y estructura
Recientemente uno de los locales que mantiene Málaga Ahora en la capital se ha usado para organizar una cena recaudatoria a 20 euros el cubierto para aumentar los fondos del Partido Humanista. Se está formando toda una estructura para concurrir a las próximas elecciones al margen de Podemos. Los críticos de Málaga Ahora denuncian que se están pagando locales mediante una asociación pantalla, la Asociación por un Municipalismo Democrático. Los concejales y la diputada provincial rebeldes además transfieren dinero de manera reiterada al margen de Podemos. Solo los humanistas tienen acceso a esas cuentas. 

Como explicaba la pasada semana la revista El Observador de Málaga, Málaga Ahora fue registrada a nombre de Rosa Galindo, diputada provincial y miembro del Partido Humanista, con lo que el control y las cuentas están en sus manos, y por ende, en manos del Partido Humanista. A su vez, el PH se ha ido haciendo con cada vez más peso dentro de Málaga Ahora con las liberaciones de Ángel Martín y más recientemente Miguel Ángel Fernández (candidatos número 1 y 3 respectivamente del PH en las elecciones municipales de 2011 donde consiguieron 279 votos). Fernández ocupó el puesto de técnico tras la expulsión de Nicolás Sguiglia (Podemos), contra quien el Partido Humanista hizo campaña activa para echarlo y entorpecer de ese modo la relación con Podemos”.

Vídeo con ritos de secta de la concejala
Lo que ha añadido más gasolina al incendio que sufre MalagaAhora ha sido un vídeo remitido por los críticos al partido instrumental en el que se puede ver a a Rosa Galindo, la líder humanista y “dueña” de la franquicia local de Podemos, en plena acción de rito similar al de las sectas. Se trata de una ceremonia ritual entre miembros humanistas y que podemos ver, y asombrarnos de paso, en el vídeo que insertamos. Ahí se ve a la concejala Rosa Galindo pedir, con extasiado llanto, que el “líder” les “ilumine”. No parece ni de lejos, una asamblea ni una reunión de un círculo. Más bien otra cosa muy distinta. El Partido Humanista ha sido acusado en numerosas ocasiones de anclar sus orígenes en un grupo calificado como tipo ‘secta’.  Son seguidores del filósofo argentino Mario Luis Rodríguez Cobos, conocido como Silo.

Otros humanistas que dirigen Málaga Ahora
Galindo destacada líder del Partido Humanista, liberada municipal con 47.330 euros al año, también ha mentido y liberado económicamente junto a otros militantes humanistas. Un técnico en la Diputación, y actual dirigente del Partido Humanista en la provincia, cobra al año 40.229 euros. Otro militante humanista es el responsable del gabinete de comunicación. Otro activista es el responsable de comunicación del partido en el distrito 7. Este último fue el número dos del Partido Humanista a las elecciones andaluzas de hace cinco años. Patricia Ruiz, encabezó la lista de los humanistas en los mismos comicios, también está vinculada a la organización de Málaga. Los humanistas se han apoderado de la marca de Podemos y están tejiendo toda una red de colocados y estructura económica para los próximos comicios. El “entrismo” hecho en Málaga. Según los críticos “son dueños y gestores legales del partido y de sus más de 80.000 euros, además de los locales y el patrimonio”.

Han sido los mismos críticos quienes advierten a los malagueños de quién es el Partido Humanista. En un comunicado más de setenta militantes de Málaga Ahora informan de que el PH “forma parte de las diversas estructuras creadas por La Comunidad, una organización de tipo sectario formada por seguidores del argentino Mario Luis Rodríguez Cobos, conocido como SILO”. Los parques de estudio y reflexión, ‘PER’ en la jerga de los humanistas, son locales de retiro para los militantes de este grupo. Esperan que ‘desde ello surja una verdadera oleada de buenos sentimientos que ayuden a desvelar lo Sagrado en uno y fuera de uno, permitiéndonos comprender que o estamos solos en este mundo ni en los infinitos mundos’.

Orígenes del Partido Humanista
El  Partido Humanista nació en 1984. según denunció 'El País' su jerarquía, ceremonias -incluso de matrimonio- y liturgias -hay miembros que son ordenados- han continuado practicándose en la organización política. Uno de los jóvenes que abandonó el Partido Humanista recuerda que antes de salir a la calle para intentar captar adeptos o participar en alguna de las campañas del partido, practicaban en la sede una "experiencia guiada". Reunidos en una habitación a oscuras, en silencio y con los párpados cerrados, los asistentes escuchaban a un guía la lectura, repleta de enfatizaciones y pausas, de un texto alegórico, a cuyo término cada oyente hacía una interpretación en voz alta". Este tipo de actividades concluía habitualmente, al igual que otras reuniones, con una recomendación, en la que cada participante asumía personalmente el compromiso de atraer al partido -como antes a La Comunidad- a un determinado número de personas. Como puede comprobarse, algo similar a lo que mostramos en el vídeo de la concejala malagueña.