Para el polémico arzobispo de Granada "algunos animales están más protegidos que el embrión, el feto o los ancianos"

El prelado que miró hacia el otro lado con la pederastia, convierte su homilía en una proclama antiabortista

0
Mar, 23 Jun 2015

El arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez, (5i) postrado ante el altar mayor de la Catedral de Granada para pedir perdón por los "escándalos" que han afectado a la Iglesia. EFE



Javier Martínez, arzobispo de Granada, vuelva a la carga. Parece como si la polémica fuera con él o que simplemente le guste la provocación. Tras estar en el disparadero por su supuesta
falta de colaboración con la justicia en el caso de los sacerdotes de su Diócesis acusados de pederastia, ahora realiza unas provocadoras declaraciones en su homilía del domingo en la Catedral, refrendadas a posteriori con una nota de prensa-

"Animales más protegidos que los embriones, el feto o el pobre"
Javier Martínez se queja de lo mucho que están "protegidas ciertas especies de animales, incluso por las legislaciones del mundo, y qué poco protegido está el embrión humano, el feto, el anciano, o el pobre". También ha recordado que el Papa habla de la necesidad de una verdadera revolución cultural" porque si "seguimos por el camino que vamos, nuestro horizonte, casi inevitable, es la destrucción y la muerte".

Guerra contra la creación
Intentando emular las declaraciones "ecologistas" del Papa Francisco, también se quejó el arzobispo de "la guerra que hacemos contra la creación" y "contra la creación inanimada, contra el mundo de las plantas y de los animales", un aspecto que, según dijo, hemos de mirar de una manera amplia frente a ciertas ideologías.

"Horizonte de destrucción y muerte"
Martínez invitó a "abrir el corazón" a las cosas que nos propone y que nos enseña el Papa Francisco con su última encíclica y destacó dos de sus puntos, que "no somos dueños de la creación" y el que se refiere al vínculo en nuestra vida, porque "no podemos concebirnos como hombres aislados". Cree que "si el mundo desarrollado sigue por el camino que vamos, nuestro horizonte, casi inevitable, es la destrucción y la muerte".