Política

Madrid pagará 345 millones de más en sanidad privada mientras presume de que ahorraría 200 con la privatización

La sanidad madrileña aumenta las derivaciones a clínicas privadas y 'esconde' datos en su memoria anual

0
Mar, 24 Sep 2013

El consejero madrileño de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, durante una rueda de prensa. EFE/Archivo



La privatización de la Sanidad madrileña no se detiene con los varapalos judiciales a los planes de la Comunidad de Madrid. Hay otros campos en los que la venta de lo público sigue imparable, como en la derivación de operaciones a clínicas privadas, que se ha disparado este año. Igual que el presupuesto reservado para los conciertos médicos, que era de 627 millones de euros y ha acabado en los 972 millones. Es decir, 345 millones más de lo previsto. Y eso que el plan de privatización de Lasquetty pretende ahorrar, según él,  200 millones. Y todo esto, con ocultamiento de datos de por medio.

Los datos, que ha recogido la Cadena SER, son de la propia Consejería de Sanidad, recogidas en la memoria de actividades del Servicio Madrileño de Salud correspondiente a 2012. En comparación con el documento de 2011 se descubre, por ejemplo, que las clínicas privadas realizaron 17.141 mamografías, lo que representa un 12% más.

Capacidad pública
Desde Sanidad creen que podría deberse por el incremente de segundas exploraciones para conseguir un diagnóstico precoz. Pero también admiten que los hospitales públicos tienen capacidad para hacer más mamografías de las realizadas en 2012. "Sí, hay algunos hospitales que podrían hacer más pruebas, eso se está analizando, pero lo que queremos es que los centros ofrezcan menores tiempos para realizar las pruebas", ha explicado la directora general de Atención al Paciente, Elena Juárez a la Cadena SER.

Compromiso electoral
Precisamente es el mismo argumento con que explican que la Comunidad de Madrid desviase a centros privados a 23.019 pacientes, 1.028 más que el año pasado. Y es algo que ocurre en todos los sectores médicos como pediatría, oftalmología, traumatología... Y en Sanidad lo justifican con "el cumplimiento de nuestro objetivo electoral de operar en menos de 30 días. No derivamos tumores o alta cirugía, lo que se está derivando procedimientos quirúrgicos más sencillos precisamente para que nuestros hospitales puedan dedicarse a intervenciones de mayor complejidad"

Centros desaparecidos
Los datos los ha podido conseguir la citada emisora porque en el documento oficial no aparecen las operaciones derivadas a los hospitales públicos que están gestionados íntegramente por empresas privadas, como son los de Torrejón, Móstoles y Valdemoro, y dos centros concertados, la Fundación Jiménez Díaz y el hospital militar Gómez Ulla. A estos cinco se derivaron 4.068 operaciones.

Laguna documental
Esta laguna en el documento no tiene explicación, de momento, para la Comunidad de Madrid. "Sí estaban en el borrador, no aparecen en el documento final, lo estamos analizando", admite la directora de general Atención al Paciente. Pero en la oposición no se lo creen: "Están ocultando datos, esto es un escándalo. Mientras los hospitales públicos están ociosos por las tardes, los privados echan humo", denuncia José Manuel Freire, portavoz socialista de sanidad en la Asamblea de Madrid.

 

Sobrecoste
Y mientras, el coste de la privatización la siguen pagando los madrileños. En el apartado de recursos financieros se admite una desviación presupuestaria del 54,99%. Es decir, había un presupuesto de 627.676.782 millones de euros para pagar los conciertos privados, y al final han tenido que pagar 972.836.258 millones. Esto es 345 millones de euros más de lo esperado.

Las cifras madrileñas
Cabe la pena recordar, viendo estos 345 millones de más, que Lasquetty cifró el ahorro por la privatización sanitaria en 200 millones. Y el presidente Ignacio González amenaza ahora con recortar 170 millones en los Presupuestos como sustitución del supuesto ahorro por la privatización que la justicia mantiene paralizada.

Según la Consejería, dicho sobrecoste se debe al pago de facturas pendientes a proveedores y por la entrada en funcionamiento del Hospital de Móstoles, que contó con un presupuesto de 71 millones de euros y que, desde luego, no era un imprevisto.

 

 

Marcos Paradinas es redactor jefe en ELPLURAL.COM