Viernes, 31 de Octubre de 2014
rss
Rajoy pide a los españoles que paguen los ajustes de la crisis mientras adelanta a la Iglesia 13 millones de euros mensuales
Rajoy despidio el ano pidiendo a los ciudadanos grandes esfuerzos para salir de la crisis. Su anunciado plan de ajuste se concreto en una subida de impuestos -incumpliendo una de sus promesas electorales- y un recorte del gasto publico sin precedentes en la democracia. Sin embargo, tambien en el esfuerzo hay clases. Asi, mientras aprobaba congelar el salario de los funcionarios o poner fin a las ayudas para la emancipacion de jovenes, decidio privilegiar a la Iglesia catolica.

El pasado 30 de diciembre el Gobierno aprobó un tijeretazo sin precedentes con el fin de recortar en 8.900 millones de euros el gasto público. Al mismo tiempo, el Consejo de Ministros acordó entregar mensualmente a la Iglesia Católica un total de 13.266.216,12 euros, a modo de anticipo de la cantidad que deber recibir con cargo al IRPF.

Beneficios fiscales
El Ejecutivo popular impuso además una subida progresiva de impuestos en función de la renta, que puede suponer en algunos casos un aumento de 7 puntos. Mientras, en paralelo, acordó prorrogar durante un año los beneficios fiscales de los que goza la Iglesia católica por la celebración de eventos de interés público y el mantenimiento del Patrimonio Histórico.

Los comentarios en este artículo están cerrados.
Más artículos de Política