El Telescopio

El tuitero de "53 mujeres asesinadas, me parecen pocas", por fin rinde cuentas ante la policía

ELPLURAL.COM hizo una denuncia pública en los primeros días de este año de las 'andanzas' de este joven de 20 años localizado en Barcelona

0
Mar, 2 Feb 2016

Informamos de él en los primeros días de este año 2016. Bajo el anonimato que en ocasiones otorga Twitter -y otras redes sociales- un joven 'oculto' bajo el nick @Beren12h se dedicaba desde su cuenta a lanzar mensajes ofensivos, si bien en aquellos días, uno encendió todas las alarmas: "53 asesinadas por violencia machista, pocas me parecen con la de putas que hay sueltas".

Las reacciones a ese comentario no se hicieron esperar e, incluso, en aquel momento se conocía que alguien de las Islas Canarias había presentado una denuncia contra este individuo.


Captura del tuit que ha provocado que incluso un tinerfeño haya presentado una denuncia contra este joven. Foto: Twitter



Sin embargo, este tuit era una especie de gota que colmaba un vaso que había rebosado hacía tiempo.

20 años y de Barcelona
Hoy se ha sabido que después de este tiempo y de la denuncia de una mujer en Zamora, la policía ha dado con la persona que se encuentra tras la careta que la red del pájaro azul le proporciona bajo los seudónimos de @Beren12h y @Beren4coma9. Se trata de un joven de 20 años que ha sido localizado en Barcelona y que ya ha declarado ante las autoridades policiales, que han reconocido las dificultades para dar con él.

Twitter no la cerró
Cabe subrayar que Twitter hizo caso omiso, también lo denunciamos en su momento, a las peticiones de cientos de usuarios de la red para que clausurasen una cuenta a todas luces insultante y, probablemente, delictiva. Sin embargo, los responsables de Twitter España no atendieron esas solicitudes e, incluso, tras conocerse la detención en las últimas horas, al individuo en cuestión le ha dado tiempo, en una clara estrategia marcada por su abogado, de colgar un escrito pidiendo disculpas e intentando justificar sus acciones en una especie de "experimento social".

Hasta 4 años de prisión
Ahora, dicho "experimento" le puede salir muy caro puesto que se le atribuyen delitos como el de exaltación de la violencia de género, algo que puede conllevar una condena de hasta cuatro años de cárcel.

Por cierto, sus cuentas de Twitter, aunque a las 13.30 horas permanecían activas, por fin los responsables de la red han decidido clausurarlas.