PP y UPyD, los mejores amigos de las farmacéuticas frente a la iniciativa andaluza de ahorrar costes en medicamentos

Recursos al Constitucional y cambios en la nueva ley hacen sospechar que les interesa más una buena relación con las multinacionales del ramo que el ahorro

0
Vie, 21 Jun 2013

“Veremos a ver si no terminamos descubriendo que las grandes empresas farmacéuticas y de la industria de la sanidad terminan financiando al PP”. Esta frase pronunciada en enero pasado por Mario Jiménez, número dos del PSOE andaluz, tras conocerse la relación laboral que tuvo Juan José Güemes, ex consejero de Esperanza Aguirre, con la empresa Unilabs España, proveedora de análisis de seis hospitales madrileños, y tras los distintos y empecinados intentos del Gobierno central de recurrir la subasta de medicamentos andaluza, pone a las claras lo que piensa el Gobierno andaluz sobre el interés del PP y del Ejecutivo de Rajoy en impedir que este método de ahorro en gasto farmacéutico se lleve a cabo.

Ahorros importantes para invertir en sanidad pública
Parecería lógico pensar que si uno de los más altos gastos que las comunidades autónomas retraen de su presupuesto es el dedicado a Sanidad y en concreto a productos farmacéuticos, pues que los ejecutivos autónomos intenten buscar vías de ahorro sin menoscabar la calidad del servicio. Precisamente esto es lo que pretende la Junta de Andalucía a través de la subasta de fármacos, dar los mismos productos con marcas genéricas, con el mismo principio activo pero ahorrando 200 millones de euros al erario público, dinero que se reinvierte en la propia sanidad para mantenerla como servicio público y gratuito frente a las iniciativas privatizadoras de comunidades del PP

Lobby farmacéutico ¿Amigos del PP y de UPyD?
Pero los  intereses del PP por anular la subasta andaluza van tan lejos que comienza a oler mal. Los distintos obstáculos a la subasta, recursos rechazados ante el TC y por último el cambio de la Ley, hacen pensar que pudiera haber un deseo más que indisimulado por favorecer a la potente industria de los laboratorios, todo un lobby empresarial que se vio favorecido ayer por el voto de del PP y UPyD y que se consumó en una norma superior que implica toda una amenaza a la iniciativa andaluza y una velada advertencia a otras comunidades que quieran imitarla. Y es que de otra manera no se puede entender porque implantar en el resto del Estado la subasta de medicamentos supondría un ahorro de 1.500 millones de euros, mientras que el copago farmacéutico impuesto por el Gobierno recauda alrededor de 1.100 millones de euros. ¿Qué razones impulsan entonces al Gobierno central? Blanco y en botella. Blanco de prospecto y en bote de pastillas de gran laboratorio.

Estudios avalan que las subastas evitarían el copago
Este hecho más que diáfano no es una definición partidista o de interés político. Estudios publicados como el de Antares Consulting para el Grupo Farmacéutico Cofares, desvelan que el Estado recauda 1.100 millones de euros en copagos por parte de los ciudadanos, y que casi 400 salen del bolsillo de los pensionistas españoles. Y 80 millones, proceden de los pensionistas andaluces.

¿Qué es y cómo es la subasta de medicamentos andaluza?
La subasta andaluza no impide que cualquier firma farmacéutica pueda presentarse a la puja. Lo que imposibilita es que se pague a cualquier precio, que se adjudique directamente sin concurso de otras y que los grandes grupos se pongan de acuerdo para imponer sus productos. Es además de un ejercicio de austeridad y ahorro otro de transparencia en la adjudicación de millonarios contratos. De hecho un total de 17 empresas se presentaron a la segunda convocatoria pública de selección de medicamentos impulsada por la Consejería de Salud y Bienestar Social producida tras el levantamiento de las medidas cautelares por parte del Tribunal Constitucional. La convocatoria incluyó 330 principios activos diferentes de 161 subgrupos farmacoterapéuticos diferentes

Subasta abierta a todas las empresas y laboratorios
El proceso de selección es abierto a todas las empresas y laboratorios que comercialicen los medicamentos y se pudieron presentar a esta selección aquellos que tengan un precio igual al menor de su agrupación homogénea autorizado por el Ministerio. Por eso para el gobierno andaluz lo que hace el Gobierno de España, impulsado por la ministra Mato, es una agresión que va contra los más débiles y busca hacer daño en el sostenimiento de la sanidad pública andaluza.

Relación Laboratorios-Política y tercera subasta andaluza
Ante el hecho consumado de cambio en la normativa aprobado hace 24 horas y temiendo que sea una nueva estrategia del Gobierno, en esta ocasión apoyada por UPyD, la Consejería de Salud y Bienestar Social anunció ayer mismo una tercera subasta de medicamentos pese a los recursos en contra del Gobierno y el mismo día que se aprobaba la ley del Medicamento del PP que pretende abolir medidas como la andaluza. La pregunta que cabe hacerse es la siguiente ¿No son PP y UPyD quienes más defienden la austeridad en las cuentas públicas? ¿No es el PP el adalid de los recortes? ¿Por qué entonces se posicionan tajantemente contra la subasta andaluzas y en contra de otras que puedan imitarse en el resto de comunidades? Ya lo dijo el poeta sevillano Francisco de Quevedo: “Poderoso caballero es don dinero”. Y los grandes laboratorios son muy poderosos y muy ricos,…poderosa e influyentemente ricos.